Volver al INICIO
 
 
  Inicio :: Conducir una autocaravana

Rincón del principiante.
  Conducir una autocaravana

Arsenio Gutiérrez
arsenio@viajarenautocaravana.com
Noviembre 2003
 

Antes de la primera salida con tu nueva autocaravana

Acabas de comprar tu primera autocaravana. El concesionario te ha machacado durante un par de horas sobre el funcionamiento de todos los elementos del vehículo y la vivienda y te das cuenta que no te acuerdas de la mitad.
Piensas que quizá hubiera sido necesario hacer un curso de iniciación, pero no todo es tan complicado. Únicamente tened en cuenta algunos aspectos importantes sobre el comportamiento en marcha de un vehículo que se acerca a las tres toneladas, que mide algo mas o menos de seis metros, que se acerca o sobrepasa los tres de altura y sobrepasa con creces los dos metros de ancho.

Una nueva forma de conducir.-
Ni los manuales de utilización ni los concesionarios se atreven a abordar el tema de la conducción. Desde el primer momento que te colocas al volante de una autocaravana debes adoptar una nueva forma de conducir y debes familiarizarte con un asiento mas alto y un tacto en los pedales diferentes a los que estás habituado con un turismo.

Atención a la altura.-
La primera cosa que debes hacer antes girar la llave del contacto, es colocar un adhesivo sobre el cual habrás escrito la altura, la anchura y la longitud del vehículo. Esto evitará que dejes la capuchina en el techo del primer paso subterráneo que encuentres, pero debes saber también que el riesgo puede provenir de las ramas de los árboles, de los laterales de una carretera de montaña o de los balcones que bordean una estrecha calle y que no están señalados en los paneles.

Atención a los ángulos muertos de visión.-
A pesar de disponer de grandes espejos retrovisores y de un parabrisas panorámico, la visibilidad está lejos de ser perfecta. Siempre quedan zonas oscuras en los costados. En algunos cruces, solamente el acompañante, al lado del conductor, podrá indicarte si la vía está libre. Tampoco es fácil apreciar toda la longitud de la autocaravana. También, para efectuar una maniobra (marcha atrás en particular), es necesario, a falta de una cámara de retroceso, dejarse guiar por alguien que, fuera del vehículo, vigile la parte trasera y todo aquello que se encuentre fuera del campo de visión de los espejos retrovisores.

Aprender a girar.-
Al ejecutar un giro con una autocaravana cuyo peso se aproxima a los 3.500 kilos, es necesario tener en cuenta los siguientes criterios:
- El primero es básico: cuanto mayor sea la distancia entre ejes mayor será el radio de giro y, por tanto, mayor será el riesgo de montar sobre el bordillo la rueda trasera. Cuando realices un giro no dudes en ampliar la trayectoria.
- El segundo es la proyección trasera de la carrocería sobre el eje. Si ésta es importante (mas de 1,70 metros), es necesario vigilar la trayectoria, sobre todo en los virajes a la izquierda, con el fin de que la trasera del vehículo (costado derecho), no roce a un peatón, un ciclista o un parapeto. Sin olvidar que la parte alta del vehículo puede rozar un panel indicador de tráfico.
- El tercero es la fuerza centrífuga. Esta aumenta proporcionalmente a la masa, la velocidad y el radio de giro. Para controlar la trayectoria de una autocaravana midiendo cerca de tres metros de alto, en la que el centro de gravedad varía en función de la carga, mas vale evitar una frenada en pleno giro. Anticipar los virajes desacelerando antes de entrar en la curva y acelerando a la salida del mismo.

Controlar la velocidad.-
Es primordial cuando se está al volante de un vehículo que pesa 3.500 kilos. Es necesario conocer que ese peso lanzado a una velocidad de 90 kilómetros por hora corresponde a una masa de 112 toneladas. Por esto es necesario estar mas pendiente de las distancias de seguridad que con un turismo, pues a igual velocidad, el frenado brusco será mucho menos efectivo.
En los descensos, un uso excesivo de los frenos hará que éstos se calienten perdiendo eficacia. Es necesario, en este caso, utilizar el freno a motor con anticipación, colocando una marcha de velocidad inferior. Se marcha mejor en tercera con un régimen de motor elevado que en cuarta con un régimen mas bajo. En caso de sobrecalentamiento del motor, podéis abrir la trampilla de la calefacción.

Atención a las turbulencias.-
No hay que dejar sorprenderse por el golpe de aire que se produce cada vez que un camión nos adelanta. Igualmente, es necesario desconfiar de la bofetada que sentirás cada vez que adelantes a un camión o autocar sobre todo cuando hay viento. En estos casos basta con tener bien sujeto el volante.

Revisar el código de circulación.-
No debemos olvidar que en muchos países, los vehículos de mas de 7 metros de largo no pueden invadir la tercera vía de la izquierda en las autopistas. También, en las rotondas, en el sentido del giro, la autocaravana está considerada como vehículo incómodo que debe tomar obligatoriamente el carril de la derecha. Nos recordará que el estacionamiento en la proximidad de las intersecciones, de las curvas, cumbres de puertos o paso a nivel están considerados como peligrosos y fuertemente sancionados.

Antes de viajar

No se debe esperar a estar en ruta para ocuparse de llenar el depósito de agua y de gas.

Optar por el propano.-
Es igual que el regulador esté preparado para butano (30 milibares), el propano es el único gas que conserva la eficacia cuando hace frío. Antes de acoplar la botella llena al regulador, es necesario purgarla abriendo la válvula brevemente, primero tumbada y luego en posición vertical. Antes de abrir la llave comprobar que la bombona está bien acoplada al adaptador.

Llenar el depósito del agua.-
No confundir el depósito de agua limpia con el de gasoil. Antes de llenar el depósito es conveniente limpiarlo utilizando un producto desinfectante (un poco de lejía apta para agua potable será suficiente) y aclararlo a continuación. Esto evitará que surja un molesto problema de olor en el depósito de aguas grises. Si tu vehículo dispone de un calentador de agua o de un combinado (calefacción-calentador), debes saber que se llenarán automáticamente cada vez que llenes el deposito de agua limpia. Por el contrario, no hay que olvidar que en caso de helada habrá que abrir la válvula de vaciado para evitar daños en el circuito de calefacción por el hielo.

Preparar los WC.-
Antes de introducir el producto químico en el depósito de residuos (150 mililitros). Es necesario verter agua limpia en cantidad suficiente (aproximadamente un litro y medio). Si el fondo no está suficientemente plano, es importante que la parte mas elevada esté igualmente recubierta. Las primeras veces, retirar el depósito del su compartimiento y abrir la tapa de acceso superior para comprobar visualmente el suministro. A continuación, echar agua en el depósito y añadir directamente el producto químico. En las autocaravanas modernas el suministro de agua para la descarga en el inodoro, después de su uso, depende del depósito y no necesita manipulación especial.

Guardad todo antes de salir.-
No dejar nada fuera de los armarios, bloquead bien las puertas y las cerraduras, sujetad todo objeto susceptible de convertirse en un proyectil al menor frenazo: a 90 kilómetros por hora una simple botella de agua equivale a una masa de más de 25 kilos..

Inspeccionad el perímetro del vehículo.-
Antes de arrancar el vehículo cerrad la válvula de las botellas de gas, verificad que los peldaños estén recogidos, que la parábola esté replegada, que las claraboyas, las ventanas y los portones de los cofres estén bien cerrados. A menos que tengas un refrigerador automático, si quieres tener las bebidas frescas, no olvides pasar el conmutador de alimentación a la posición de 12 voltios,.

¿Cómo funciona esto?

Calefacción y calentador de agua.-
Si en la primera salida no has creído conveniente llenar el depósito de agua, debes saber que puedes encender el combinado, aunque no haya agua en el calentador, para proporcionar calefacción.
Es necesario verificar antes que se han retirado las tapas de las chimeneas del calentador de agua y calefacción.
El procedimiento de encendido es muy simple: comenzar por abrir la botella de gas, armar el reductor (si se trata de un modelo con válvula de seguridad), abrir la válvula de gas “calefacción”, situada en el habitáculo, girar el mando del combinado a la posición de calefacción –se enciende un diodo para indicar que el aparato funciona-, y reglar a continuación la temperatura.
Para disponer de agua caliente, verificad de antemano que hay agua suficiente en el depósito. A continuación girad el botón del mando hacia la posición “agua caliente” o sobre “agua caliente + calefacción”. Otro diodo se iluminará indicando el buen funcionamiento.
El calentador de agua está regulado para pasar a la situación de “seguridad” si la batería auxiliar está descargada (10,3 voltios): esto significa que el sistema de vaciado del calentado de agua se desconecta automáticamente (a 8,5 voltios).
En los sistemas con aparatos de calefacción y calentador separados, para proporcionar calefacción, es necesario, en primer lugar, abrir la válvula de gas correspondiente. Si se enciende un piloto rojo quiere indicar que hay algún problema. Verificad si la chimenea de salida de aire está abierta, si hay gas suficiente o si las válvulas de gas están abiertas. Estos modelos disponen también de regulador de temperatura. El calentador de agua funciona de forma similar, disponiendo de un selector rápido y lento. Es necesario verificar antes si hay agua suficiente en el depósito. El piloto rojo encendido significa que existe un problema, verificad si la chimenea está libre, si hay agua en el depósito o si hay gas y las válvulas de gas correspondientes están abiertas.

Refrigerador.-
Haced funcionar el refrigerador de antemano, algunas horas antes de salir. Si tienes la suerte de guardar el vehículo en un garaje de tu propiedad conectarlo a 220 voltios, si no utilizar el gas, abriendo en primer lugar la válvula de la botella, después la válvula del bloque de la cocina. Si dispones de un modelo simple, situar el mando en la posición “gas” que se debe mantener apoyada y pulsar repetidas veces sobre el encendedor piezoeléctrico hasta que el testigo naranja parpadee. En los modelos con encendido electrónico, pulsar el botón de encendido y mantener el botón situado en la posición de “gas” hasta que el testigo naranja cesa de oscilar.
Con los nuevos modelos de encendido MES de Electrolux, es suficiente situar el botón de mando en la posición “gas”: un testigo naranja señala entonces que el gas está encendido.

Bomba de agua.-
Para evitar que la bomba de agua funcione a golpes o no quiera pararse aunque todos los grifos estén cerrados, es necesario purgar el aire que puede encontrarse en los conductos de agua. Para esto, abrir todos los grifos en posición de agua fría, situar la bomba de agua bajo tensión en el panel de mando eléctrico, dejar correr el agua hasta que la salida sea regular, sin cortes, a continuación cerrar los grifos. Es conveniente cortar la alimentación de la bomba durante los desplazamientos para evitar una inundación si un tubo llega a desconectarse.

Cuidad la conducta.-
Participad en la gran familia de autocaravanistas, para ello es necesario respetar algunas reglas de buena práctica.
Sin entrar en el gran debate del estacionamiento, en el debut, no te compliques la vida, utiliza las áreas de servicio con estacionamiento o los camping equipados para recibir autocaravanas.
Si quieres probar vivaquear libremente, evitar los estacionamientos con un indicador de prohibición a las autocaravanas, aunque estén injustificadas. Procurad no obstruir la vista a los vecinos, no ocupar demasiadas plazas en un parking estacionando nuestro vehículo en un sentido equivocado.
En las vías públicas evita desplegar material de acampada, tender ropa en las ventanas y colocar los calzos. Evitar el reagrupamiento de gran número de autocaravanas en el mismo lugar. Procura ser lo mas discreto posible.
Si te gustan los rincones solitarios y la naturaleza, desconfía de los lugares cubiertos de hierba: la menor pendiente puede ser imposible de remontar si hay algo de rocío.
Para los llenados y vaciados utilizar los áreas o las estaciones de servicio. A falta de otros lugares adecuados, las estaciones de servicio con plazas de lavado de vehículos es un buen lugar para vaciar las aguas jabonosas usadas. Seleccionad con cuidado la estación de servicio, comprobad que dispone de rejilla de recogida de aguas de lavado de coche y preferid que disponga de WC en la zona exterior, pedid permiso para vaciar y llenar depósitos y dejad limpio y con buena impresión para cuando llegue la siguiente autocaravana.
No vaciar nunca las aguas usadas en la redes pluviales. No os olvidéis de cerrar siempre la válvula de vaciado del depósito de aguas usadas



Versión para imprimir
 
  Todos los detalles de los mejores viajes en autocaravana  
 
 
  Pequeños desplazamientos a lugares con encanto  
 
 
  Enlaces útiles  
  Donde parar  
 
 
  Actualidad  
  Opinión  
  Viajar con niños  
  Artículos técnicos  
  Autocaravanas robadas  
 
 
  Europa  
  España  
  En defensa propia  
 
 
  Consejos  
  Anuncios de particulares  
 
 
  Portales campistas /autocaravanistas  
  Blogs autocaravanistas  
  Clubs y asociaciones  
  Áreas de pernocta  
  Ver más...  
 
 
Recibirás todas las notícias de viajes y actualizaciones en tu e-mail.
Alta Baja
He leído y acepto la Política de Privacidad
 
   
Viajar en Autocaravana
Con el soporte de
Autosuministres Motor, S.A.


www.autosuministros.com
   
 
     
   
Viajar en Autocaravana
E-mail:
 
     
  © Viajar en Autocaravana, 2006 | Acerca de VEA | Aviso legal |