Volver al INICIO
 
 
  Inicio :: En autocaravana con niños III (por la naturaleza)
  En autocaravana con niños III (por la naturaleza)

Marce marce@viajarenautocaravana.com
14 de marzo de 2009
 

Con este escrito acabo la serie que empecé hace días hablando primero sobre  esto de viajar con niños en autocaravana y poco después sobre viajar por  ciudad. Pues bien, hoy hablaré de lo que hacemos cuando viajamos en autocaravana con los niños y visitamos destinos de naturaleza. Viajando por la naturaleza es cuando más hemos disfrutado todos y el abanico de opciones que hay es casi infinito. Y como no me gustaría extenderme iremos al grano.
(Por cierto, si prefieres leer este artículo en català lo encontrarás en http://elmonperlafinestra.blogspot.com/2009/03/article-en-autocaravana-amb-nens-per-la.html )

Los parques naturales constituyen una fuente inagotable de actividades. Los propios centros de interpretación suelen mostrar el parque de manera didáctica mediante exposiciones y audiovisuales sobre su fauna y flora. También ofrecen rutas a pie y/o bici, casi siempre balizadas y acondicionadas; incluso pueden organizar excursiones con algún guía especializado en biología o geología.

Y si no es un parque natural, también hay otras instalaciones en plena naturaleza interesantes para visitar con niños, como por ejemplo parques arqueológicos (pueden tener visitas guiadas o teatralizadas), parques paleontológicos (algunos muy logrados) o parques mineros o espacios subterráneos, Foto 1.

 





Claro, que no siempre hay un parque natural o similar que te organiza una excursión en plena naturaleza. En este caso somos autónomos y usamos las publicaciones especializadas (libros y revistas); siempre hemos vigilado que se trate de rutas dirigidas a familias o niños, y, claro está, adaptando el ritmo y duración a su edad, Foto 2. Desde el comienzo hemos procurado que los niños carguen con sus cosas, es decir, con una pequeña mochila donde meten el impermeable si hace falta, una cantimplora, y si quieren llevar un bastón, también. Algunas de estas excursiones las hacemos durar un día, por lo que comemos de picnic en algún lugar pintoresco.

 





Durante las excursiones aprovechamos para hacer ver a los niños todo aquello que descubrimos (en la medida que podemos), ya sean especies minerales, vegetales o animales; y si miramos al cielo, pues nubes. Esto nos ha obligado a cargar, siempre que nos acordamos, con una pequeña biblioteca de ciencias naturales. Últimamente he incorporado a este pack de naturaleza un planisferio, con la idea de disfrutar del firmamento cuando llegue el buen tiempo, en las noches de pernocta, Foto 3.

Más trastos: prismáticos. Van de coña para disfrutar, grandes y pequeños, del paisaje o de la fauna. Aparte de los míos, los niños también tienen, de tipo juvenil, más pequeños y ligeros. Y otra trasto: unos walki-talki para los casos en que nos separamos durante una excursión, o simplemente para que jueguen entre ellos, hace gracia ver cómo se gritan, vía walki, a escasos pocos metros.

 





Otra actividad: lo que yo bautizado como la aquaxancling. Siempre llevamos en la autocaravana unas sandalias o chanclas que se aten al pie y que se puedan mojar. La razón: descubrimos que se lo pasan pipa metiéndose en arroyos de montaña o por una costa rocosa, con los pantalones levantados o en bañador; y no es necesario que sea agosto, mientras haga sol se puede practicar de primavera a otoño, Foto 4. Con las sandalias no se hacen daño y se pueden dedicar a la búsqueda de cualquier forma de vida desprevenida. Y así, practicando el aquaxancling hemos estado más de una mañana o una tarde, subiendo arroyo arriba, a ver qué descubrimos o a ver quién resbala primero, generalmente yo; un consejo: no llevéis en los bolsillos las llaves de la autocaravana o la cámara de fotos.

Acabo con los juguetes. Como el típico juego de petanca; nosotros llevamos el modelo infantil, de colores, ocupan poco espacio y en un momento dado se sacan y se puede jugar sobre cualquier superficie, y así hacemos tiempo mientras en la autocaravana preparamos la próxima comida o un café. Y otro que da buen resultado: una cometa. Y las bicis: en nuestro caso siempre cargamos una pareja de bicis plegables, no nos hipotecan el arcón de las literas y en un plis-plas las tenemos disponibles. Y todavía tenemos como asignatura pendiente los kayaks hinchables... pero eso ya será otra historia.

Y ya está. Al final vuelvo a repetir lo que decía el primer día: sospecho que todo lo apuntado son un conjunto de obviedades; pero vaya, espero que sirvan a alguien.

Marceliano Cardoso Romero
marce@viajarenautocaravana.com
Cornellà de Llobregat, 11 de marzo de 2009.








Versión para imprimir (sólo texto) | Versión para imprimir (texto e imágenes)
 
  Todos los detalles de los mejores viajes en autocaravana  
 
 
  Pequeños desplazamientos a lugares con encanto  
 
 
  Enlaces útiles  
  Donde parar  
 
 
  Actualidad  
  Opinión  
  Viajar con niños  
  Artículos técnicos  
  Autocaravanas robadas  
 
 
  Europa  
  España  
  En defensa propia  
 
 
  Consejos  
  Anuncios de particulares  
 
 
  Portales campistas /autocaravanistas  
  Blogs autocaravanistas  
  Clubs y asociaciones  
  Áreas de pernocta  
  Ver más...  
 
 
Recibirás todas las notícias de viajes y actualizaciones en tu e-mail.
Alta Baja
He leído y acepto la Política de Privacidad
 
   
Viajar en Autocaravana
Con el soporte de
Autosuministres Motor, S.A.


www.autosuministros.com
   
 
     
   
Viajar en Autocaravana
E-mail:
 
     
  © Viajar en Autocaravana, 2006 | Acerca de VEA | Aviso legal |