Volver al INICIO
 
 
  Inicio :: Mérida, Cadiz y Córdoba
  Mérida, Cadiz y Córdoba

Nuestra autocaravana (Austral) había cumplido ya un año en el que le habíamos hecho once mil kilómetros y al igual que el año pasado habíamos decidido pasar las navidades y el fin de año fuera de casa, pero por diversas causas no pudimos ponernos en marcha hasta el primero de año.

Teresa y Jesús. Enero 2005
 



Versión para imprimir (sólo texto) | Versión para imprimir (texto e imágenes)
El Juan Sebastián Elcano


Día 8 Cádiz

Al igual que en días anteriores amaneció soleado y esta vez también nos fuimos andando y al llegar al puerto vimos que se podía visitar el buque-escuela Juan Sebastián Elcano, que estaba allí atracado, como no había mucha cola decidimos quedarnos y hacer la visita guiada del mismo, aunque la marinera que nos tocó en nuestro grupo no tenía precisamente el don de la palabra y aunque apenas enseñaban nada del interior, mereció la pena la visita.
Al igual que el día anterior buscamos una terracita al sol para tomar una caña, y al igual que el día anterior solo encontramos una de “guiris” en la plaza de San Juan de Dios (el sardinero creo que se llama), está fue más sangrante que la del día anterior, pues aquí aunque las pedimos varias veces y por supuesto estábamos dispuestos a pagarlas, no conseguimos ni unas tristes aceitunas.
Y con las mismas nos fuimos a comer al Balandro en la alameda Apodaca, del que teníamos buenas referencias, en especial de su barra, y no nos defraudó. Se pueden tomar tapas, medias raciones y raciones de una infinidad de cosas, a cada cual más sugerente y todo lo que probamos estaba muy rico.
Volvimos a descansar a Austral y después nos fuimos a la playa de la Victoria a pasear y a ver la puesta de sol, que resultó menos espectacular que la de Sanlúcar, especialmente porque el sol en su retirada apenas dejo reflejos en el mar, pero siempre reconforta la contemplación del espectáculo de la naturaleza.
Después tomamos el autobús y nos fuimos a San Fernando. Yo en la noche de los tiempos había estado por allí haciendo el periodo de instrucción en la mili, lo que es el centro histórico había cambiado poco, llaman la atención las rejas de los ventanales que llegan casi hasta la acera. Encontramos una larga calle peatonal, bueno en realidad son tres tramos supongo que con nombres diferentes, que nos paseamos de ida y vuelta, tomamos una cerveza y regresamos a Cádiz para ir otra vez al cine, si la película de la noche anterior se dejaba ver (Alejandro) la de esta era infumable (El puente de San Luis Rey) y a poco más de la mitad nos salimos y nos fuimos a dormir, cuando llegamos a Austral teníamos un coche aparcado a nuestra derecha que nos impedía acceder por la puerta del habitáculo, tuvimos que entrar por la cabina, y eso que el aparcamiento estaba casi vacío, ¡desaprensivos y desconsiderados los hay en todas partes!.

Etapa 8 de 10     1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10
 
  Todos los detalles de los mejores viajes en autocaravana  
 
 
  Pequeños desplazamientos a lugares con encanto  
 
 
  Enlaces útiles  
  Donde parar  
 
 
  Actualidad  
  Opinión  
  Viajar con niños  
  Artículos técnicos  
  Autocaravanas robadas  
 
 
  Europa  
  España  
  En defensa propia  
 
 
  Consejos  
  Anuncios de particulares  
 
 
  Portales campistas /autocaravanistas  
  Blogs autocaravanistas  
  Clubs y asociaciones  
  Áreas de pernocta  
  Ver más...  
 
 
Recibirás todas las notícias de viajes y actualizaciones en tu e-mail.
Alta Baja
He leído y acepto la Política de Privacidad
 
   
Viajar en Autocaravana
Con el soporte de
Autosuministres Motor, S.A.


www.autosuministros.com
   

Imagenes del viaje

El Juan Sebastián Elcano   Cadiz, puesta de sol
El Juan Sebastián Elcano   Cadiz, puesta de sol
 
 
 
     
   
Viajar en Autocaravana
E-mail:
 
     
  © Viajar en Autocaravana, 2006 | Acerca de VEA | Aviso legal |