Volver al INICIO
 
 
  Inicio :: Circunvalando Marruecos
  Circunvalando Marruecos

Salimos a las 9 de la mañana de Sant Feliu: Valencia, A3 dirección Madrid, A43 hasta Manzanares y la A4 dirección Granada. Perdemos bastante tiempo buscando GLP, parece mentira que sea tan difícil de encontrar este gas tan usual en casi todo Europa.

Mª José Caldentey. enero - febrero 2020
 



Versión para imprimir (sólo texto) | Versión para imprimir (texto e imágenes)
Figuig I


8º día: viernes. Figuig

A las 10h y con un sol espléndido iniciamos la ruta. El grupo, cuatro matrimonios franceses, son todos muy simpáticos y nos reciben muy bien. Figuig es un precioso oasis sahariano, paso obligado para ir a Argelia, a la Meca y a todo el mundo árabe, fue muy fuerte y potente pero -¿los franceses?- lo dividieron y ahora una parte es Argel, la otra Marruecos. Nosotros estamos en lo que fue el centro y tiene 7 ksur (aldeas), antes de 7 tribus que peleaban entre ellas. Había también una tribu judía que realizaba bisutería pero emigraron en los años 50 del siglo pasado. Hoy sólo viven de los dátiles (2.500 toneladas/año) y de los cereales. Los ksur medievales están juntos, pero los veremos por la tarde. Primero nos dirigimos al Palmeral y de ahí al Ksar Zenaga, el más antiguo, el más rico y próspero algo separado de los demás. Caminamos mucho, visitamos una piscina-lavadero donde los hombres no pueden entrar, hay tres mujeres lavando; luego nos acercamos a una piscina con un agua transparente y calentita donde se están bañando unos hombres y donde las mujeres del lugar sólo pueden utilizar una vez en su vida: el día que se casan: de manera especial, sacan a los hombres y entonces la novia puede tomar un buen baño. Curiosamente a las señoras nos dejan entrar a mirar, a pesar de los bañistas que parece ser que no se molestan y hasta nos dejan tomar fotos.

Seguimos paseando. Nos cruzamos con varias señoras todas cubiertas con una especie de sábana blanca bajo la que se ocultan, cara inclusive, durante unos segundos me quedo a solas con una de ellas y puedo ver cómo se destapa, debajo lleva un jersey, una bufanda y una bata de invierno. Nos dice el guía que el “vestido” blanco lo llevan las casadas y las viejecitas. Paseamos las estrechas callejuelas del Ksar Zenaga, a veces cubiertas; parecen deshabitadas y es que afuera sólo son muros, las casas, con su patio central viven de espaldas a la calle. La Ksar está protegida por murallas y atalayas para vigilar la aldea vecina.

Mohamed nos lleva a casa de su abuela, dice que tiene 400 años y es una construcción típica con todas las estancias alrededor del patio, de barro como todas y, a mi entender, muy pobre; en una de las habitaciones hay dos cabras, en otra unas vasijas enormes donde se conservan los dátiles; cada hombre de la casa es el propietario de una vasija; las mujeres nada, no cuentan; en un rincón sacos de lana trasquilada aún sin lavar ni trabajar; en el patio la ropa tendida de una cuerda.

Regresamos a la auto a almorzar, hago un arroz y disfrutamos del sol.

A las 15h salimos de nuevo, esta vez hacia los Ksur medievales. Por si lo habíamos olvidado estamos en tierra bereber, son Amazigs, no son árabes y reivindican su ascendencia. Los amazigs son de los pueblos más antiguos de la humanidad. La palabra bereber deriva de “barbaros” nombre que les dieron los romanos porque no se sometían a su imperio, en realidad ellos son Amazigs, que significa “hombre libre”. En Figuig los amazigs eran católicos pero luego los invadió el islam y se convirtieron. Vemos un minarete hecho de piedras, muy antiguo y, en lo alto, tiene el símbolo amazig. Paseamos por un Ksar destruido por sus vecinos: pusieron una bomba (S.XVIII) el viernes en la mezquita por lo que mataron a todos los hombres y se quedaron con sus familias y sus bienes.

Llegamos a uno de los manantiales de agua caliente, hay un agujero con unas escaleras para bajar pero hace un calor tremendo, de los diez que somos sólo bajan dos. También vemos los estanques donde se almacena el agua que luego se reparte entre los vecinos a través de un complejo entramado de conductos. El reparto se hace con un “reloj de agua”. Se trata de un palo de madera con unas marcas que señalan distintos niveles del depósito y sirven para distribuir el agua a los miembros de la comunidad, más caudal o menos en función de su aportación. Mohamed nos explica que hay un Consejo de gobierno de la región formado por representantes de cada Ksar y también un responsable de las aguas que parece ser el bien más valioso del lugar; se puede comprar agua o pagar un jornal con agua. El derecho pasa de padres a hijos pero no he podido averiguar muy bien cómo, Mohamed no es buen guía, habla muy bajito (y somos diez escuchando) y sólo explica si le preguntan.

A las 17h hemos acabado la visita y tras pagar cada pareja 150Dh (15€) a Mohamed se ha deshecho el grupo. Isidre y yo nos hemos ido con la moto a pasear, hemos comprado tomates, cebollas y pan. En el centro hay una gran plaza con algunos bares… y hombres por todos lados, las mujeres no se ven apenas. También vemos un colegio y una gran casa que es el Ayuntamiento. Luego hemos regresado a casita a descansar, leer y escuchar música, no lo parecía pero hemos hecho bastantes kilómetros, han sido en total 5 horas de paseo. Las dos noches en este camping nos cuestan 140DH (14€) y hemos tenido electricidad con fuerza hasta para la calefacción de aire.

Etapa 8 de 28     1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | »
 
  Todos los detalles de los mejores viajes en autocaravana  
 
 
  Pequeños desplazamientos a lugares con encanto  
 
 
  Enlaces útiles  
  Donde parar  
 
 
  Actualidad  
  Opinión  
  Viajar con niños  
  Artículos técnicos  
  Autocaravanas robadas  
 
 
  Europa  
  España  
  En defensa propia  
 
 
  Consejos  
  Anuncios de particulares  
 
 
  Portales campistas /autocaravanistas  
  Blogs autocaravanistas  
  Clubs y asociaciones  
  Áreas de pernocta  
  Ver más...  
 
 
Recibirás todas las notícias de viajes y actualizaciones en tu e-mail.
Alta Baja
He leído y acepto la Política de Privacidad
 
   
Viajar en Autocaravana
Con el soporte de
Autosuministres Motor, S.A.


www.autosuministros.com
   

Imagenes del viaje

Figuig I   Figuig II
Figuig I   Figuig II
Figuig III   Figuig IV
Figuig III   Figuig IV
 
     
   
Viajar en Autocaravana
E-mail:
 
     
  © Viajar en Autocaravana, 2006 | Acerca de VEA | Aviso legal |