Volver al INICIO
 
 
  Inicio :: Croacia, Serbia, Eslovenia, Italia, en Navidad
  Croacia, Serbia, Eslovenia, Italia, en Navidad

Hemos encontrado un lugar delicioso para descansar después de recorrer 558km (casi todos por autopista). Se trata del parking de un puente medieval que está al pie del pueblo Vins-sur-Caramy, a una hora de Niza.

Mª José Caldentey. Diciembre 2018 - enero 2019
 



Versión para imprimir (sólo texto) | Versión para imprimir (texto e imágenes)
Belgrado V


10º Viernes 4 de enero. Belgrado.

Hemos dormido bien y el ruido de los coches no ha sido más que un rumor un tanto lejano. Sigue sin haber nadie en el área cuando nos vamos con el bus nº 35 directos al centro histórico. No pagamos porque el conductor no me abre la cabina para que pueda hacerlo, una pasajera me dice por señas que no pague. Llegamos al centro y empieza el paseo, me siento mal, desplazada y muy incómoda porque no consigo un plano y nadie me sabe indicar dónde está la oficina de turismo. Por fin encuentro un hotel de lujo y sin dudarlo entro a pedir un plano. Todo el personal, desde el portero hasta la conserje de Recepción, me tratan como si yo fuera la reina de Saba y por supuesto me dan el plano. Ya me siento bien y en cuestión de segundos me ubico y nos vamos al centro peatonal a pasear, la calle principal es Knez Mihailova y se extiende desde la ciudadela Kalemegdan hasta la plaza de la República. Todo el centro histórico tiene edificios muy bonitos, muchos antiguos pero también otros muy modernos que, curiosamente, encajan bien. No todos, claro, sólo los más bonitos, los que se advierte que son de diseño y buenos materiales. En general parecen menos deteriorados que los de Zagreb, como si la mayoría de edificios hubieran utilizado mejores materiales, aunque también los hay que se caen a trocitos. Recordamos entonces a nuestro amigo Dome que entiende mucho del tema y en Zagreb nos explicaba el porqué del deterioro y el cómo debía repararse.

Aprovecho una bonita zapatería del centro, con buenas marcas, para comprarme unas botas bien forraditas como veo que llevan por aquí y como las que yo estoy llevando ahora prestadas por Anna que en Barcelona no las necesita.

Vamos a almorzar a un restaurante recomendado en Trip Advisor: Casa Nova, de comida italiana y europea. Resulta excelente, bueno y abundante, el servicio fantástico y el precio de risa: 24€ (dos platos, bebida y café).

Paseamos por la famosa calle Skardalija, una calle llena de casitas pequeñas y muchos bares de copas.

En taxi llegamos a la entrada del parque que rodea la ciudadela, es muy bonito y la nieve adorna las ramas de los árboles y cubre el césped de blanco. Paseamos la ciudadela y su castillo, como están en lo alto de una colina desde allí se aprecia bien el punto de unión del Danubio y el Sava. Esta fortaleza data del tiempo de los celtas y protegió en su momento un asentamiento romano, se calcula que tiene unos 2.300 años de historia.

Visitamos el Parlamento de Serbia, un soberbio edificio ahora profusamente iluminado. Como ha anochecido toda la ciudad se ha encendido y advertimos una muy bonita decoración navideña, con Papa Noel incluido ofreciéndose (gratuitamente, debe estar pagado por el Ayuntamiento) para fotografiarse con su carroza-trineo con los niños que lo deseen.

Nos sentamos un ratito en una cafetería-restaurante del centro, muy concurrida y bonita y nos tomamos dos capuchinos y un pastel por menos de 6€ pero lo que más nos llama la atención es la gran cantidad de camareros sirviendo las mesas (7, todos chicos) y las camareras dentro de la barra (5, todo chicas), y otra cosa: se permite fumar.

Cansados, decidimos regresar a casita en taxi y entonces tengo el disgusto del día porque me parece que el taxista nos tima; el taxi cuesta nada menos que 20€, lo cual es una barbaridad. Eso es lo que marca el taxímetro (el equivalente en su moneda) pero cuando protesto me dice que estamos fuera del centro por lo que deduzco que ha manipulado el taxímetro poniéndole tarifa de “fuera ciudad” lo que no es cierto. De hecho, ya en casita vemos una web en la que otros colegas que estuvieron aquí el verano pasado pagaron 4€ y 6€.. En fin, ¡todo sea esto!.

En la puerta de Ac nos encontramos con un prospecto de nuestro camping donde nos piden depositemos en un buzón 10€ diarios que por supuesto abonaremos gustosamente.

Anuncian mucha nieve y bajada de temperaturas por lo que renunciamos a ir a Sarajevo, otra vez será. Visitaremos un poco más Serbia y Croacia y regresaremos al mar.

Etapa 10 de 19     1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | »
 
  Todos los detalles de los mejores viajes en autocaravana  
 
 
  Pequeños desplazamientos a lugares con encanto  
 
 
  Enlaces útiles  
  Donde parar  
 
 
  Actualidad  
  Opinión  
  Viajar con niños  
  Artículos técnicos  
  Autocaravanas robadas  
 
 
  Europa  
  España  
  En defensa propia  
 
 
  Consejos  
  Anuncios de particulares  
 
 
  Portales campistas /autocaravanistas  
  Blogs autocaravanistas  
  Clubs y asociaciones  
  Áreas de pernocta  
  Ver más...  
 
 
Recibirás todas las notícias de viajes y actualizaciones en tu e-mail.
Alta Baja
He leído y acepto la Política de Privacidad
 
   
Viajar en Autocaravana
Con el soporte de
Autosuministres Motor, S.A.


www.autosuministros.com
   

Imagenes del viaje

Belgrado V   Belgrado VI
Belgrado V   Belgrado VI
Belgrado VII   Belgrado VIII
Belgrado VII   Belgrado VIII
 
     
   
Viajar en Autocaravana
E-mail:
 
     
  © Viajar en Autocaravana, 2006 | Acerca de VEA | Aviso legal |