Volver al INICIO
 
 
  Inicio :: El Marruecos que nadie ve: lugares insólitos
  El Marruecos que nadie ve: lugares insólitos

Muchos viajeros dicen que conocen muy bien Marruecos porque han ido dos, tres o varias veces, y no es así, conocen lo usual de las rutas, pero no lugares mágicos y magníficos que escapan de las rutas habituales
En este relato tratare de trasladar lugares que no son usuales para el turismo.

Macarena y Piky Sierra Abueletes. Diciembre 2019
 



Versión para imprimir (sólo texto) | Versión para imprimir (texto e imágenes)



Los Siete Santos de Marrakech, Sabatou Rijal

En la puerta de Bab Moussoufa que da acceso a la Medina de Marrakech cerca de la Estación de Autobuses de Bab Doukala, existe una Plaza, llamada la Plaza de los Siete Santos, con siete torres en fila que representan la importancia de “Los Santos de Marrakech” y que pasa desapercibida para el visitante de la Ciudad Roja. Pero ¿Quién fueron estos “Siete Santos”? Los Santos en Marruecos tienen una interpretación similar a la que poseen en Occidente. Son personas que en vida se dedicaron a hacer el bien, y que recibieron las bendiciones de Allah. Marrakech es el lugar en el que más de 200 hombres de importancia religiosa y espiritual hallaron el descanso eterno, pero siete, sólo siete, han sido especialmente venerados. Se cree que fueron bendecidos por Allah por su sabiduría y la fuerza de su alma. Y por este motivo, la ciudad es conocida entre sus habitantes como Sabatou Rijal: Siete Hombres, Siete Santos. Aunque las peregrinaciones a Marrakech ya no son tan populares como en el pasado, se cree que fue Moulay Ismail (el sanguinario gobernante que estableció la capital en Mekinés y descansa en un mausoleo de la ciudad), el que estableció, en el siglo XVII, la costumbre de peregrinar a Marrakech con la finalidad de otorgarle un significado religioso. La principal intención del gobernante era competir con los famosos y más populares santuarios de Essaouira, en donde se encuentran los Siete Santos de Regrara: siete cristianos que, tras visitar La Meca, se convirtieron al Islam y consagraron su vida a extender la religión por Marruecos.

Tradicionalmente, los peregrinos visitan los santuarios en un orden determinado y según el día de la semana. El peregrinaje debe comenzar un martes con la visita al santuario de Sidi Youssef Ben Alí; le sigue, el miércoles, el mausoleo de Qadi Ayyad; Sidi Bel Abbes, el jueves. Los viernes se visita a Sidi Suleiman Al Jazuli; y el sábado, hay que visitar la tumba de Sidi Abdel Aziz. El domingo, los peregrinos presentan sus plegarias ante Sidi Abdullah Ghazouani y concluyen el viaje el lunes en la zaouia del Imám Abderrahim Souhaili.

Sidi Youseff Ben Alí

Místico sufí y aquejado en vida por la enfermedad de la lepra fue expulsado de su hogar y alejado de Marrakech. Sidi Youseff Ben Alí tuvo una vida larga y comenzó a ser respetado por su poder para resistir el hambre y las enfermedades. Así, la gente comenzó a visitarlo para recibir orientación y resolver sus problemas.

Se encuentra enterrado cerca de Bab Aghmat.

Qadi Ayyad

Fue un líder religioso del siglo XII. Una de las Universidades de Marrakech lleva su nombre.

Su zaouia se encuentra en Bab Aïlen.

Sidi Bel Abbes

Se trata del santo más popular y venerado en la ciudad. Es el más importante de los Siete Santos y se le considera el Santo Patrón de Marrakech.

Fue mecenas de los pobres y ciegos y, por ello, son muchos los peregrinos con problemas de visión que visitan su santuario .Siempre he pensado pedir a su Majestad Mohamed VI para que me conceda la gracia de poder visitarlo

Su zaouia sigue desempeñando un papel destacado en la vida de Marrakech a pesar del paso de los siglos. Cada último sábado del mes, más de 2.000 indigentes y discapacitados reciben un subsidio que oscila entre 50 y 200 dirhams. Los beneficiarios poseen una tarjeta bianual renovable. La zaouia, cuya actividad caritativa se lleva a cabo gracias a la generosidad de donantes, asegura la imparcialidad de las donaciones a través de un gerente (moqaddem) y una comisión de cuatro miembros.

El gremio de los ciegos también está asociado a la zaouia. Cantan el Corán con motivo de eventos especiales y gozan en el interior del recinto de un status específico.

La Zaouia de Sidi Bel Abbes donde se encuentra enterrado  en Sidi Marouk, cerca de Bab Taghzout.

Se dice que es de Ceuta

Sidi Suleiman Al Jazuli

Líder sufí marroquí  en el siglo XV, es conocido por reunir el Dala´il al-Khayrat, un libro muy popular de oraciones dividido en 7 secciones para cada día de la semana.

Aunque su cuerpo fue enterrado cerca de Essaouira, 77 años después de su muerte, fue exhumado para ser trasladado a Marrakech.

En la actualidad descansa en la zaouia Jazoulia, cerca de la Medina, cerca de Dar el Glaoui.

Sidi Abdel Aziz

Oriundo de Marrakech y analfabeto durante toda su juventud, terminó por covertirse en sucesor espiritual del Imam el Jazouli en la Medersa el Attarine de Fez.

Es el santo de la fertilidad. Las mujeres acuden a él ofreciéndoles plegarias para quedar embarazadas o tener un buen parto.

Su mausoleo se encuentra cerca de la Calle Baroudiyine, cerca de la Mezquita de Ben Youssef.

Sidi Abdullah Ghazouani

También conocido como Moul El Ksour, estudió en Fez y Granada antes de seguir los pasos de Sidi Abdelaziz en Marrakech. Fue encarcelado debido a los recelos de Sidi Mohamed Cheik sobre su buena reputación con la gente y el miedo a que terminara convirtiéndose en el cabecilla de una revuelta popular.

Se encuentra enterrado cerca de la Mezquita Mouassine.

Imám Abderrahim Souhaili

Ciego de nacimiento, es malagueño. Su familia era pobre, pero su padre le enseñó árabe y le ayudó a memorizar el Corán. Estudió ciencias en diferentes ciudades de Andalucía hasta que Yacoub Al Mansour lo llevó a Marrakech.

Es conocido por su poesía sufí y escribió dos obras universales: una sobre el nombre de los Profetas citados en el Corán y otra sobre la biografía de Sidna Mohammed.

Se le considera patrón de los estudiantes y son muchos los que acuden a él con ofrendas y oraciones en épocas de exámenes.

Su zaouia se encuentra en Bab er Rob, una de las puertas al sur de la Medina, cerca de Bab Agnaou.

Bab en árabe significa puerta

Etapa 3 de 13     1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | »
 
  Todos los detalles de los mejores viajes en autocaravana  
 
 
  Pequeños desplazamientos a lugares con encanto  
 
 
  Enlaces útiles  
  Donde parar  
 
 
  Actualidad  
  Opinión  
  Viajar con niños  
  Artículos técnicos  
  Autocaravanas robadas  
 
 
  Europa  
  España  
  En defensa propia  
 
 
  Consejos  
  Anuncios de particulares  
 
 
  Portales campistas /autocaravanistas  
  Blogs autocaravanistas  
  Clubs y asociaciones  
  Áreas de pernocta  
  Ver más...  
 
 
Recibirás todas las notícias de viajes y actualizaciones en tu e-mail.
Alta Baja
He leído y acepto la Política de Privacidad
 
   
Viajar en Autocaravana
Con el soporte de
Autosuministres Motor, S.A.


www.autosuministros.com
   

Imagenes del viaje

 
 
 
 
 
     
   
Viajar en Autocaravana
E-mail:
 
     
  © Viajar en Autocaravana, 2006 | Acerca de VEA | Aviso legal |