Volver al INICIO
 
 
  Inicio :: Viaje a Gales en autocaravana
  Viaje a Gales en autocaravana

Nuestra tercera incursión en Gran Bretaña. Después de la dulce Irlanda (con la que, una vez en ruta, observaremos muchas similitudes) y de la rebelde y grandiosa Escocia.

Eva Verdaguer. agosto 2015
 



Versión para imprimir (sólo texto) | Versión para imprimir (texto e imágenes)



GALES, EL DESTINO

Nuestra tercera incursión en Gran Bretaña. Después de la dulce Irlanda (con la que, una vez en ruta, observaremos muchas similitudes) y de la rebelde y grandiosa Escocia. De Gales nos atraen especialmente sus costas tapizadas de verde y su orientación hacia el oeste, garante de atardeceres memorables. Sin olvidar su aura celta.

En algún momento de los preparativos tomaré conciencia de que en Gales abundan los parques de bungalows y caravanas en propiedad, elementos que se compran y venden a modo de segundas residencias. Cual -no siempre fotogénicas- extensas y apretadas ciudades horizontales, que iniciaron su andadura como asentamientos de turismo, sobretodo inglés.

Pero quedan rincones fuera de esas multitudes, y este año nos apetece un viaje de acampada, con vistas al mar y con encanto, a fin de reposar el espíritu, fijando la mirada en el azul y el verde.

No preví suficientemente el gris del cielo, que abundó. Ni el marrón del barro. Ni la malla de estrechos caminos imposibles, que el TomTom elegiría a modo de atajo, por el simple hecho de estar todos ellos asfaltados, discurriendo entre granjas, ovejas y túneles de vegetación, por los que anduvimos con el alma en vilo y el cuerpo encogido. Hasta que empezamos a no confiar en el tío Tom, a no ser que las carreteras por él elegidas tuvieran nombre.

Imprescindible el mapa en papel, que tardé demasiado en comprar, porque el que encontré al principio en una gasolinera, tenía formato librito y yo lo quería plegable. Aunque más vale tarde que nunca.

Se nos antoja un país muy falto de infraestructuras viarias. Abundan las minúsculas carreteras en las que sólo cabe un vehículo, y que en ocasiones están rodeadas de taludes verticales que uno teme que van a encajonarle con el propio serpentear de la carretera. Sensación que cansa e incluso a veces intimida, desanimando a hacer alguna de las visitas.

País en el que las industrias mineras abundaron (pizarra y carbón sobre todo), y cuyo declive llevó a la modernización de ciudades como Cardiff (que nos traía a la memoria la transformación de la Barcelona olímpica), y a la evolución de la economía en busca del turismo, con algunas novedosas fórmulas de turismo de aventura.

Guías consultadas

  • Rough Guide to Wales, edición e-book, lectura de cabecera
  • Lonely Planet Wales, edición papel, préstamo de Xavi (gracias ¡)
  • Cool Camping Wales, edición papel, guía de cabecera en base a cuyas páginas buscamos campings con encanto y vistas al mar, que admitieran autocaravanas y perros. Información toda ella disponible en su página web, de forma gratuita, aunque para mí resulta un placer hojear esas páginas repletas de fotos sugerentes.
  • Sea View Camping Wales, de Vicarious Books. Para completar la selección de campings.

Etapa 1 de 26     1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | »
 
  Todos los detalles de los mejores viajes en autocaravana  
 
 
  Pequeños desplazamientos a lugares con encanto  
 
 
  Enlaces útiles  
  Donde parar  
 
 
  Actualidad  
  Opinión  
  Viajar con niños  
  Artículos técnicos  
  Autocaravanas robadas  
 
 
  Europa  
  España  
  En defensa propia  
 
 
  Consejos  
  Anuncios de particulares  
 
 
  Portales campistas /autocaravanistas  
  Blogs autocaravanistas  
  Clubs y asociaciones  
  Áreas de pernocta  
  Ver más...  
 
 
Recibirás todas las notícias de viajes y actualizaciones en tu e-mail.
Alta Baja
He leído y acepto la Política de Privacidad
 
   
Viajar en Autocaravana
Con el soporte de
Autosuministres Motor, S.A.


www.autosuministros.com
   

Imagenes del viaje

 
 
 
 
 
     
   
Viajar en Autocaravana
E-mail:
 
     
  © Viajar en Autocaravana, 2006 | Acerca de VEA | Aviso legal |