Volver al INICIO
 
 
  Inicio :: La Rioja, cuna de nuestra identidad
  La Rioja, cuna de nuestra identidad

Hace unos años un regalo hizo que pudiéramos contemplar y sentir Finisterre , más tarde el azar nos llevó a Roncesvalles y su magia hizo que nos prometiéramos algún día visitar parte del camino francés de Santiago ,concretamente de Logroño a Sto. Domingo de la Calzada desviándonos hacia San Millán de la Cogolla. Además existía un propósito personal y especial por conocer parte de nuestra identidad.

Familia Tiramillas. Semana Santa 2008
 



Versión para imprimir (sólo texto) | Versión para imprimir (texto e imágenes)
Santo Domingo de  la Calzada


Viernes, 21/03/08

Por primera vez en estas vacaciones el día amaneció soleado.
Dejamos el camping  en dirección hacia la vinacoteca Paternina donde compramos varias botellas de distinta variedad de Riojas. Pasamos por el pueblo de Casalavecina donde compramos el mejor pan que hemos comido nunca y ya no paramos hasta llegar a Stº Domingo de la Calzada  donde aparcamos delante mismo del cementerio por ser una zona amplia. Esta población es un hito fundamental del camino jacobeo francés. De hecho nace en el S.XI por y para los peregrinos para que lleguen hasta Galicia. Su fundador, Domingo de la Calzada, llamado el santo abuelito, un humilde eremita que dedicó su vida entera a facilitar el peregrinaje por esta tierra además que impulsó la repoblación de la zona. La leyenda cuenta que comenzó la construcción de la ciudad limpiando el terreno de hierba y maleza con la ayuda de una hoz milagrosa que multiplicaba la eficacia de su esfuerzo. Así pues  la ciudad tomó el nombre de su nombre y de apellido, el camino.
Entramos por la plaza del ayuntamiento donde nos encontramos sobrevolando tres cigüeñas juguetonas. Nos dirigimos hacia la catedral pero antes, en un pequeño jardín nos topamos con una gran piedra donde encabezaba una hoz pegada y bajo ella había escrito este párrafo: “En medio del bosque roturo camino y él mismo se hizo calzada para el peregrino”. Al llegar a la catedral  solamente nos dejaron acceder hasta donde había un cordel prohibiendo el paso, ya que estaban ensayando para la procesión de las 12h30’. Visitamos lo poco que pudimos y al salir pudimos ver el primer hospital de peregrinos que creó el Santo convertido en parador. El eje central es la calle Mayor, llena de tiendas y bares, pero estaban cerradas por ser festivo. Llegamos a la plaza del Santo donde pudimos contemplar la  preciosa torre de la catedral. Paseando nos encontramos con un pequeño mercado de productos de la tierra bajo unos soportales. Compramos queso y pan  de nueces y unos dulces típicos de allí, ”Los ahorcaditos”. Unos dulces de hojaldre  con forma de persona  con una soga en el cuello rellenos de almendras, crema y cabello de ángel, ¡muy ricos! Siguen la tradición desde  hace muchísimos años ya que cuenta la leyenda que un matrimonio de peregrinos  alemán viajaba con su hijo hacia Santiago y pararon en un mesón de stº Domingo para pasar la noche. La hija del mesonero se enamoró del muchacho pero éste la rechazó, para vengarse, la chica  sustrajo una  valiosa copa  de sus padres y la escondió en la mochila del joven alemán a quien acusaron de robo. El joven peregrino fue  acusado y ordenaron ahorcar. Sus padres continuaron el viaje hasta Santiago y a la vuelta fueron a rezar junto al cuerpo de su hijo que seguía en la horca, en ese mismo instante  el chico empezó a hablar  y les contó a sus padres como Santo Domingo le había mantenido con vida. El matrimonio fue a contarle lo ocurrido al corregidor quien en aquel momento se disponía a cortar dos aves asadas, un gallo y una gallina. La respuesta del incrédulo fue contundente “vuestro hijo está tan muerto  como estas aves que voy a trocear”. En aquel mismo instante el gallo y la gallina  caminaron y el gallo se puso a cantar.
Por esta leyenda dentro de la catedral delante del templete donde se encuentra el sepulcro del santo  que se puede visitar bajando unas pequeñas escaleras se encuentra la mayor sorpresa del templo, una preciosa hornacina que alberga un gallo y una gallina  vivos que no pudimos ver  ya que la estaban restaurando. Si pudimos contemplar las preciosas imágenes de los pasos de semana santa  que nos pusieron la piel de gallina. Había uno de ellos que nos sorprendió en concreto, un paso de la Santa Cena con Jesucristo y los Apóstoles. Cuando terminamos la visita nos dirigimos  al último destino  y objetivo  personal y principal del viaje  dentro de la Rioja, San Millán de la Cogolla. Pasamos por Berceo donde nació nuestro primer poeta de la lengua castellana, Gonzalo de Berceo y ya nos dirigimos hacia el  gran aparcamiento  que hay tras el monasterio de Yuso para comer. Mientras mi familia hacia la siesta me fui a hacer cola para comprar las entradas del monasterio de Suso ya que  las  18 h era la última salida del día y solamente se puede acceder caminando o en un Bus especial  de 25 plazas que pone el monasterio. Durante tres años estuvo cerrado debido al deterioro del mismo,  el monasterio se estaba separando de la roca de la montaña, debido a la climatología de la zona y la composición del terreno, por ello durante este periodo lo asentaron y  el acceso está restringido a 25 personas cada media hora  para controlar el peso.
Esa tarde debíamos visitar los dos monasterios ya que al día siguiente  regresábamos a casa, por eso a las tres de la tarde me fui a hacer cola porque en la oficina de información nos comentaron que  la venta de entradas abría a las 15h 30h y se llenaba al instante.  Cuando  me hice con las entradas subí arriba hacia la entrada del monasterio de Yuso donde me esperaban mi  madre, Carla y Manolo y esperamos a que abrieran las puertas. Tuvimos una agradable sorpresa porque volvimos a reencontrarnos con la  cariñosa familia Quincho. Conversamos un poquito ya que las puertas se abrieron y tuvimos que acceder al recinto. Quedamos en que esa noche nos veríamos ya que ellos iban a dar un paseo por el pueblo de San Millán.
Comenzamos visitando el zaguán, el claustro, la iglesia  que en aquel momento estaba en reformas pero aun así pudimos contemplar el espectacular lienzo de Fray Juan Ricci de la escuela del Greco que representa a San Millán a caballo en una batalla. Pudimos deleitarnos con el retablo mayor,  también con  la sacristía que nos contaron que es la más bella de España, y donde impera una luz natural, en su techo tiene pintados unos frescos del S.XVIII que nunca han sido restaurados gracias al suelo de alabastro que da una temperatura óptima . Visitamos también el museo donde pudimos contemplar las arquetas de marfil que originalmente  contuvieron los restos de San Millán y San Felices. En su biblioteca y su archivo  vimos los códices, pergaminos  y enormes cantorales que pesan cientos de kg. Nos impresionó la belleza de su historia. No nos extraña que lo hicieran patrimonio de la humanidad.
Al salir nos dirigimos hacia la parada de Bus para que nos llevara hasta el monasterio de Suso también patrimonio de la humanidad. Se encuentra  en los pies de la Sierra de la Demanda, Suso en latín significa arriba y Yuso significa abajo. Se construyó a partir de la montaña que estaba poblada de cuevas naturales ocupadas por eremitas como San Millán. Aquí se escribieron las primeras palabras en castellano y en vasco en un códice, llamadas Glosas Emilianenses, aquí también habitó Gonzalo de Berceo, y por supuesto vivió, murió y fue enterrado San Millán. El Bus nos dejó a los pies del monasterio donde tuvimos que subir una pequeña pendiente  que a mi madre le resultó larguísima pero la guía no esperaba e iba a su  rollo ya que tenía ganas de acabar e irse a su casa. Entramos por el pórtico donde se podía divisar una bonita vista del valle y del monasterio de  abajo o de Yuso, los colores de la tarde hacían de esa vista más preciosa si cabe. A ambos lados del pórtico se encontraban varias sepulturas y bajo las ventanas las tumbas de los siete infantes de Lara y al otro lado las sepulturas de tres reinas de Navarra, Doña Toda, Doña Elvira y Doña Jimena. Seguidamente nos encontramos y adentramos con una iglesia muy austera  con varias  columnas y cuevas que se adaptan a la iglesia como si fueran capillas. Observamos la del oratorio del Santo, nos  contaron que vivió entre los siglos V y VI y murió  con 101 años. Un día cambió las ovejas por la búsqueda del retiro espiritual que encontró en estas cuevas y fueron su vivienda. Otras personas imitaron su experiencia lo que dio origen a la vida monástica. Aquí fue enterrado y convertido años más tarde en patrón de Castilla y Navarra. Suso es un lugar mágico donde la paz silenciosa es el único protagonista y testigo de lo que allí aconteció.  Al ser el último grupo del día que visitaba el monasterio la guía fue muy rápida y no nos dio mucho tiempo para poder contemplar  esa maravilla divina que tantas ganas tenia de conocer. Ya había hecho realidad mi sueño, contemplar con mis propios ojos  donde había nacido parte de mi identidad y la de los míos.
Al bajar  regresamos a la auto y volvimos a encontrarnos con la familia Quincho que había aparcado su auto al lado de la nuestra con el fin de estar juntos. Comenzó a lloviznar y decidimos ir hacia un bar cercano al monasterio para degustar unos vinos de la tierra antes de la cena y así charlar sobre nuestras experiencias por separado, tranquilamente, sin prisas, disfrutando del momento y de la buena compañía. Después volvimos a las autos  y ya nos despedimos pues nosotros debíamos madrugar para regresar a casa.
Esa noche llovió  muchísimo, con muchas ganas y mientras lo hacía pensé en lo beneficiosa que sería esa agua en Barcelona.

Etapa 5 de 6     1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6
 
  Todos los detalles de los mejores viajes en autocaravana  
 
 
  Pequeños desplazamientos a lugares con encanto  
 
 
  Enlaces útiles  
  Donde parar  
 
 
  Actualidad  
  Opinión  
  Viajar con niños  
  Artículos técnicos  
  Autocaravanas robadas  
 
 
  Europa  
  España  
  En defensa propia  
 
 
  Consejos  
  Anuncios de particulares  
 
 
  Portales campistas /autocaravanistas  
  Blogs autocaravanistas  
  Clubs y asociaciones  
  Áreas de pernocta  
  Ver más...  
 
 
Recibirás todas las notícias de viajes y actualizaciones en tu e-mail.
Alta Baja
He leído y acepto la Política de Privacidad
 
   
Viajar en Autocaravana
Con el soporte de
Autosuministres Motor, S.A.


www.autosuministros.com
   

Imagenes del viaje

Santo Domingo de  la Calzada   Monasterio de Yuso (abajo)
Santo Domingo de la Calzada   Monasterio de Yuso (abajo)
Monasterio Suso   Monasterio de Yuso
Monasterio Suso   Monasterio de Yuso
 
     
   
Viajar en Autocaravana
E-mail:
 
     
  © Viajar en Autocaravana, 2006 | Acerca de VEA | Aviso legal |