Volver al INICIO
 
 
  Inicio :: Cádiz, Semana Santa 2008
  Cádiz, Semana Santa 2008

La ruta más directa para ir a Cádiz desde Barcelona es pasando por Córdoba.
Pero si antes queremos visitar los pueblos blancos hemos de tomar la autovía de Murcia a Granada para coger la carretera de Antequera a Jerez, la A384 según la guía, la A382 según el mapa.

Jaume Huertas y Núria Martinez. marzo 2008
 



Versión para imprimir (sólo texto) | Versión para imprimir (texto e imágenes)
Jerez 3


Martes, 18 de marzo de 2008

Nos vamos a visitar Jerez de día.

Nos acompaña constantemente el olor al azahar de los naranjos que hay por toda la ciudad.

Hay multitud de gente. Vamos directamente al Alcázar, no hay que perdérselo. Hay una parte en obras pero podemos visitar la Plaza de Armas, la farmacia, el molino de aceite, los baños árabes y el palacio. El molino de aceite es interesantísimo, vemos como prensaban las olivas con unas enormes prensas y molinos.

Jardín con geranios rojos, delicados papiros, bajito, de estilo árabe. Entramos a los baños árabes, con tres salas, la fría, la templada y la caliente. Fuera la leñera y la Puerta del campo. Desde la leñera se calentaba el agua para los baños.

La puerta del Campo daba al campo. La salida no era directa sino con recodos de manera que no se pudiese entrar a caballo a galope. Estos recodos también permitían controlar mejor la entrada del enemigo.

En la Mezquita, la sala de abluciones donde se purificaban, pasamos a la sala de oraciones donde encontramos un altar con inscripciones de Alfonso X el Sabio.

Este Alcázar fue construido por los árabes y lo conquistaron los cristianos en el s. XIII. Entonces repoblaron la zona con un 80% de población venida de Castilla y León.

Visitamos el sólido palacio, sobrio y elegante, barandas de madera negra y algún gran cuadro de claroscuro, y la farmacia, modernista, bien conservada, de maderas bien trabajadas; podemos ver antiguos medicamentos, vasijas contenedoras de plantas, material antiguo, recipientes clínicos de cristal, autoclaves que se usaban para esterilizar y una antigua estufa que usaban para hacer cultivos.

Y unas vistas a Jerez, desde el torreón del palacio, a las bodegas de Tío Pepe-González Byass y a la catedral, plateresca, gris, abarrotada de ornamentación, parece piedra de no mucha calidad. Volvemos a ver las cenefas azules que vimos en Arcos. No acostumbrados a ver muchos curas, y alguno de ellos con cinturón y gorrito lila, nos llaman la atención.

Visitamos también el mercado de abastos, no muy grande, edificio interesante del XIX. Al lado un gran local provisional donde venden nada más que pescado y marisco. Está abarrotado, los precios no son caros. Gran variedad, rape, escorpora, marrajos, acedillas que son unos lenguaditos, puntillitas, que son calamarcitos pequeñitos, chocos, que son sepias. Compramos para la cena.

Las bodegas abren cada hora hasta las 2 del mediodía. La visita dura una hora y vale 10 € con degustación y 15 con tapas. El vino típico de Jerez es el fino. A finales del XIX, ingleses fundaron empresas vinícolas.

Volvemos a la Plaza de las Angustias a coger el 10 que nos deja en la parada del Ferrocarril donde tenemos la auto. La gente enseguida te guía, igual que en Arcos.

Vamos a comer a Sanlúcar de Barrameda. Aparcamos en la calle Bajo de Guía, buscamos Casa Bigotes, famoso restaurante. Cerrado. Pero hay varios, una línea delante de la playa, locales con terrazas tapadas con toldos. Comemos en Paco Secundino. Uno de ellos. Comimos bien, puntillitas, variado de fritos, chocos con papas, nosotros les llamamos sepia estofada con patatas, cazón guisado. 54 € los dos.

Las playas son grandes, anchas, no muy limpias, quizás en verano lo estén más. No vemos papeleras.

Desde Sanlúcar se visita el Parque Natural de Doñana. Se puede hacer de dos maneras:

En barco, hay que reservarlo de un día para otro y el paseo consiste en cruzar la desembocadura y dos paradas, una en cada orilla, y en coche, que parece ser que vale más la pena, la visita es de 3 horas y te guían en un todoterreno. Llamamos por teléfono y nos dijeron que toda la semana santa estaba al completo. Así que decidimos ir en barco a la mañana siguiente. Salen a las 10 y a las 4 de la tarde.

Por la tarde estuvimos en la playa y paseamos por Sanlúcar. Tuvimos cuidado de estar en el paseo Marítimo para poder disfrutar de la puesta de sol, a las 8 menos 20. Espectacular, lo mejor. En el paseo Marítimo, por la noche, se dan cita jovenzuelos que se reúnen o se emparejan y ponen música alta y ruidean con las motos. Pero no hay problema para pernoctar en Sanlúcar, es ancho y con espacios de sobra.

Etapa 3 de 7     1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7
 
  Todos los detalles de los mejores viajes en autocaravana  
 
 
  Pequeños desplazamientos a lugares con encanto  
 
 
  Enlaces útiles  
  Donde parar  
 
 
  Actualidad  
  Opinión  
  Viajar con niños  
  Artículos técnicos  
  Autocaravanas robadas  
 
 
  Europa  
  España  
  En defensa propia  
 
 
  Consejos  
  Anuncios de particulares  
 
 
  Portales campistas /autocaravanistas  
  Blogs autocaravanistas  
  Clubs y asociaciones  
  Áreas de pernocta  
  Ver más...  
 
 
Recibirás todas las notícias de viajes y actualizaciones en tu e-mail.
Alta Baja
He leído y acepto la Política de Privacidad
 
   
Viajar en Autocaravana
Con el soporte de
Autosuministres Motor, S.A.


www.autosuministros.com
   

Imagenes del viaje

Jerez 3   Jerez 4
Jerez 3   Jerez 4
Jerez 5   Sanlúcar de Barrameda
Jerez 5   Sanlúcar de Barrameda
 
     
   
Viajar en Autocaravana
E-mail:
 
     
  © Viajar en Autocaravana, 2006 | Acerca de VEA | Aviso legal |