Volver al INICIO
 
 
  Inicio :: Viaje por los Alpes (Italia, Austria y Suiza)
  Viaje por los Alpes (Italia, Austria y Suiza)

El viaje ha sido una experiencia muy grata y agradable, enfocado fundamentalmente hacia la visita, en cierto modo rápida, de la montaña y dejando en un plano secundario la visita de ciudades.

Enrique Marcos. Julio 2005
 



Versión para imprimir (sólo texto) | Versión para imprimir (texto e imágenes)
Challenger 183


PRIMER DÍA (01-07-05): MADRID- MILÁN - VENECIA

 A las 6:00 de la mañana suena el despertador, comienzan nuestras vacaciones por centroeuropa. Nuestro avión de línea regular de Iberia sale de Barajas a las 09:05. A las 07:00 hemos quedado para que pasen a recogernos Alberto y Blanca y sus dos hijos Raquel de 15 años y Mario de 6.
Ellos tienen un monovolumen en el que cabemos todos, por lo que cuando llegan ellos cuatro, nos montamos otros cuatro: mi mujer, Julia; mi hija, Rebeca de 16 años; Javier mi hijo, que no viajará con nosotros pero nos llevará y traerá del aeropuerto, y yo, Enrique. Únicamente llevamos equipaje de mano, pues las maletas las facturamos el día anterior para poder viajar hoy más cómodos y con menos prisas, al tener ya nuestra tarjeta de embarque.
El coste del viaje en avión, ida y vuelta, habiéndolo sacado con dos meses y medio de antelación ha sido de 950 € para los seis adultos y el pequeño Mario, con lo que realmente nos hemos ahorrado una buena paliza de 1.600 km de ida y otros tantos de vuelta, teniendo en cuenta que nuestro objetivo son los Alpes y no España o el sur de Francia, a un precio muy razonable.
El vuelo se desarrolló sin novedad, aunque con algo de retraso en la llegada, pues nos mantuvieron haciendo esperas para poder aterrizar en Milán, finalmente lo hicimos a eso de las 11:30
En el aeropuerto de Milán fuimos a recoger las maletas, pero una de ellas, en concreto una mochila con botas de montaña de Blanca, Raquel y Mario, y otras pequeñas cosas no llegó, por lo que tuvimos que hacer la oportuna reclamación. A las 12:30 por fin, salimos de la zona de recogida de equipajes y nos encontramos con la persona de VAGAMONDO, que es la empresa que nos alquiló las Autocaravanas y que nos llevaría hasta Verbania a orilla del lago Maggiore al pie de los Alpes. En el trayecto en furgoneta pudimos observar por primera vez los Alpes, y las grandes infraestructuras de puentes y túneles que nos acompañarán durante todo el viaje.
Tras una hora de viaje, Verbania se encuentra a unos 100 km al noroeste de Milan, llegamos al lugar donde se encontraban las AC. En las conversaciones que habíamos mantenido desde finales de abril, fecha en la que reservé las AC, nos habían asignado una BluCamp Sky 202 con motor Ford Transit y una Challenger 183 con motor Fiat Ducato, nosotros nos quedamos con la Sky y Alberto y Blanca con la Challenger. La Sky 202 está homologada para cuatro plazas pero solo dispone de una cama fija, por lo que resultó un pequeño coñazo el tener que hacer la cama central, si bien muchos días mi hija Rebeca se quedó a dormir en la Challenger, pues ésta, que está homologada también para cuatro plazas, al ser capuchina dispone de dos amplias camas siempre montadas.
La Sky tenía ya unos 45.000 km mientras que la Challenger no llegaba a 5.000, esta última tenía un frigorífico muy grande y automático, mientras que la Sky tenía uno pequeño y que había que estar cambiando manualmente la fuente de suministro (Gas, 230 V ó 12 V). Los baños eran similares, completos con lavabo, WC químico y ducha. Ambas disponían de cocina de gas de tres fuegos con tapa y su correspondiente fregadero, el de la Challenger con tapa. Por lo demás la Sky tenía un banco corrido lateral que nos permitía sentarnos a la mesa los tres sin tener que girar los asientos delanteros, cosa obligatoria en la Challenger.
El precio para cada AC, equipada con gas, líquidos, goma para suministro de agua y cable eléctrico, ropa de cama y edredón (que nos haría falta), utensilios de cocina, cubiertos, inverter 12/220 V y aspirador, para los 14 días fue de 1.850 €
Tras firmar los contratos, pagar el total que restaba de las AC, (en el momento de la reserva les envíe 1.000 € como señal por las dos AC) y pasar la tarjeta VISA por la maquinita como franquicia de 1.000 € del seguro, nos explicaron un poco como iban los elementos de la caravana, pues era la primera vez que íbamos a tener contacto con las AC, y nos fuimos a comer a un McDonalds, la verdad es que allí cerca no teníamos otro sitio mejor donde ir, y ya se sabe que a los pequeños les encantan estos sitios.
Cuando terminamos de comer volvimos a por las caravanas y después de que ellos nos las sacaran del aparcamiento, nos montamos y arrancamos. La postura de conducción es muy elevada y casi sentada en lugar de reclinada con los pies estirados como en los coches. La Ford tiene el cambio de cinco marchas en el suelo, con palanca larga, mientras que la Fiat lo lleva en el salpicadero de forma más ergonómica. Lo más extraño fue que dispusieran ambas del freno de mano en el lado izquierdo, y bastante abajo, con lo que había que inclinarse para accionarlo, supongo que para facilitar el giro del asiento del conductor. Los espejos son grandes y de accionamiento eléctrico y enseguida te haces con las dimensiones en anchura al circular recto y cruzarte con otros vehículos, (incluso camiones y autocares en carreteras de montaña), otra cosa es la altura, sobre todo de la capuchina y lo peor la longitud, especialmente en los giros cerrados, ambas miden mas de 6,5 metros y la Ford tiene menos batalla (distancia entre ejes) y el culo le sobresale mucho por detrás del tren trasero, que es de ruedas gemelas; en la Fiat son sencillas pero de mayor tamaño y está más elevada del suelo, aunque la altura total de ambas esta un poco por debajo de los tres metros.
La Challeger tiene un maletero enooooorme, mientras que el de la Sky es bastante más pequeño y menos accesible, pero caben bien las maletas que llevamos.
Bueno, lo primero que tenemos que hacer es repostar, pues las dos están prácticamente en reserva, y así las debemos entregar. Así que nos dirigimos a un surtidor próximo y le meto 50 € para probar, el precio que oscila de unos sitios a otros, está a 1,07 € el litro de diesel.
La siguiente jugada debe ser llenar el frigorífico y la despensa, y nos dirigimos a un supermercado. Salgo de la gasolinera yo primero y Alberto por culpa del tráfico no puede seguirme, pero entiendo que también sabe donde vamos, pues nos habían indicado a ambos donde estaba el “Super”, pero llego y Alberto no viene, y veo que ya tarda. Precisamente para evitar estos inconvenientes, hemos comprado unos Walkies muy majetes, son unos Motorola que por unos 75 € nos permitirían distanciarnos dos o tres km y estar en contacto, pero aún no los hemos sacado de las maletas. Así que decido ir en su busca y lo encuentro al otro lado del centro comercial, que resulta que tiene aparcamiento por los dos lados, je, je y cada uno estábamos en uno.
Compramos con el límite de lo que estimamos cabrá en el frigo y la despensa de cada AC, aproximadamente unos 95 € cada uno, lo colocamos todo y deshacemos las maletas, colocando la ropa y enseres que traemos holgadamente en todos los armarios de que disponen las AC, y sobra espacio.
A eso de las 17:30 estamos listos y nos dirigimos hacia Venecia. Salimos de Verbania en dirección oeste hacia la autostrada A-26 y la tomamos en dirección Sur hacia Milán. Aproximadamente a 30 km cambiamos a la A-8 en dirección sureste hacia Milán y finalmente a otros 50 km tomamos la A-4 hacia Venecia. En esta zona, al norte de Milán encontramos retenciones bastante fuertes que retrasan nuestra llegada a Venecia. Pasamos con rapidez por las afueras de Bérgamo, Brescia, Verona y Vicenza y finalmente llegamos a Mestre, en la costa frente a Venecia.
Voy buscando el camping Venecia Camping Village, y a pesar de llevar un excelente planito de cómo llegar, bajado de la web del camping, me paso el desvío. Temo que Alberto me pierda al tener que callejear, pues con la novedad, los niños han agotado las baterías del walkie y no tenemos comunicación entre las AC, pero al poco tiempo me oriento bien y encuentro el camping.
Pero entre que salimos bastante tarde de Verbania y los atascos, son ya las 11 de la noche y el camping está cerrado hasta las 7 de la mañana. Dudamos que hacer, pero decidimos quedarnos a las puertas del camping, estacionamos las AC para que no estorben y hacemos nuestra primera cena en la AC y pasamos nuestra primera noche.


Hemos recorrido 365 km, con unos costes de peaje de 17,60 €, y hemos tenido que repostar por el camino, llenando con 65 € a 1,10 € por litro.

Etapa 1 de 16     1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | »
 
  Todos los detalles de los mejores viajes en autocaravana  
 
 
  Pequeños desplazamientos a lugares con encanto  
 
 
  Enlaces útiles  
  Donde parar  
 
 
  Actualidad  
  Opinión  
  Viajar con niños  
  Artículos técnicos  
  Autocaravanas robadas  
 
 
  Europa  
  España  
  En defensa propia  
 
 
  Consejos  
  Anuncios de particulares  
 
 
  Portales campistas /autocaravanistas  
  Blogs autocaravanistas  
  Clubs y asociaciones  
  Áreas de pernocta  
  Ver más...  
 
 
Recibirás todas las notícias de viajes y actualizaciones en tu e-mail.
Alta Baja
He leído y acepto la Política de Privacidad
 
Viajar en Autocaravana
Con el soporte de
Autosuministres Motor, S.A.


www.autosuministros.com
   

Imagenes del viaje

Challenger 183   Sky 202
Challenger 183   Sky 202
 
 
 
     
   
Viajar en Autocaravana
E-mail:
 
     
  © Viajar en Autocaravana, 2006 | Acerca de VEA | Aviso legal |