Volver al INICIO
 
 
  Inicio :: Acerca de la preparación de un cuaderno de viaje

Rincón del principiante.
  Acerca de la preparación de un cuaderno de viaje

Mark O'Polo
Enero 2004
 

Abordar un viaje sin preparar y sin rumbo fijo puede ser muy emocionante y una experiencia muy enriquecedora, sobre todo si disponemos de todo el tiempo del mundo. La opción opuesta también es válida. Consiste en adquirir una buena guía de viajes y seguirla a pies juntillas, haciendo una muesca en la culata cada vez que visitemos uno de los monumentos recomendados. Sin embargo con cualquiera de estos sistemas perderemos uno de los mayores placeres de viajar: la preparación. Algunos entendidos llegan a opinar que estos prolegómenos pueden ser incluso más gratificantes que el acto en si mismo. La imaginación suele superar a la realidad.

La elaboración de un cuaderno de viaje donde se detallen cada una de las etapas previstas con sus posibles variantes puede ahorrarnos mucho tiempo en cualquier viaje. Pero es, obviamente, en los destinos más exóticos y menos conocidos donde se hacen más útiles y casi imprescindibles.

El sistema que aquí relatamos para elaborar un cuaderno de viaje no es único e infalible. De hecho cada viajero termina desarrollando su propio sistema. Sin embargo puede resultar de utilidad para una persona que se plantee por primera vez un viaje más o menos ambicioso. Hemos separado el proceso en cuatro etapas, desde que comenzamos a pensar en nuestro destino hasta que tenemos todo nuestro cuaderno listo. No obstante no son etapas independientes y se solapan en el tiempo.

CONCEPCIÓN DEL VIAJE
Es la etapa más titubeante. Cuando buscamos próximo destino y vamos rebuscando en libros e internet para encontrar pistas que nos dirijan. Es importante no perder nada de información. Puede servirnos en una siguiente expedición. Para ello es recomendable abrir carpetas donde se almacene –todavía sin organizar – toda la información recopilada.
Una vez decidido nuestro destino es importante investigar rápidamente la urgencia de determinados trámites. A veces es necesario iniciar la gestión para la obtención de visados con muchos meses de anticipación. Vacunaciones, reservas en ferris o tramites aduaneros son algunas de las burocracias que requieren tiempo.

DOCUMENTACIÓN
La búsqueda de documentación acerca de los países que se va a visitar es parte de la tarea. Las fuentes son las habituales: oficinas de turismo de los respectivos países, guías de viaje, internet y relatos de otros viajeros. De todas formas hay que aprender a seleccionar y quedarse solo con lo mejor. Mucha de la información que encontraremos será redundante. Hay que tener en cuenta que muchas de las guías turísticas y folletos se copian unos a otros. Otra advertencia: internet no es ninguna fuente de documentación. Sólo es un método que nos hace más asequible la documentación que se encuentra en los libros. Mucha de la información que se encuentra en internet está sin contrastar y a menudo es errónea o inexacta.
La documentación básica que necesitaremos la podemos agrupar en:
MAPAS: Si se puede, es conveniente hacerse con un mapa muy general (tipo mapa de carreteras o mapa Michelín 1:4000000), un mapa específico de cada país y un mapa más detallado de cada una de las zonas que se pretenda visitar con más detenimiento.

GUÍAS TURÍSTICAS: Son la mayor fuente de información general sobre un país. Una única precaución: muchas guías son copias unas de otras. Es preferible un par de guías de contrastada calidad (Michelín o Lonely Planet) que muchas guías lujosamente ilustradas pero poco originales.

OFICINAS TURÍSTICAS: Son una buena fuente de documentación, pero sin olvidar que ningún país hace propaganda de sus aspectos más negativos. Sin embargo son muy útiles para actualizar información de carreteras, campings, impuestos o requisitos de aduanas. Muchas de las oficinas de turismo son accesibles por internet. También existen otras páginas turísticas generales que pueden aportar datos.

RELATOS DE OTROS VIAJEROS: Útiles, sobre todo para datos técnicos. No tanto para trazar rutas. Hay que tener en cuenta que habitualmente lo único que hacen es seguir las mismas rutas que se recomiendan en la guías turísticas. Recordad también que, si no conocemos a los autores, el gusto de los viajeros puede no coincidir con el nuestro. Lo que para unas personas es una maravilla para otras es un esperpento.

REVISTAS GEOGRÁFICAS O DE VIAJES: Tipo Nacional Geographic. Suelen aportar puntos de vista muy interesantes. A menudo bien distintos a los de los viajeros convencionales.

ENCICLOPEDIAS DE HISTORIA Y DE GEOGRAFÍA: Son los primeros datos que tendremos que recopilar. Tienen la ventaja que suelen ser datos muy objetivos, sin afán propagandístico.

ÁREAS DE PERNOCTA Y CAMPINGS: Toda y cuanta información podamos recopilar nos resultará útil. Evidentemente en este caso internet será de gran ayuda.

INFORMACIÓN ESPECÍFICA: Según los intereses de cada viajero se recopilarán datos referentes a la flora, la fauna, la arquitectura, la sociología etc.

CUALQUIER OTRA FUENTE DE DOCUMENTACIÓN: Testimonios verbales, periódicos, videos, folletos etc. Sea cual fuere la fuente es conveniente ponerla en soporte papel.

Al acabar esta fase de recopilación de datos –que en realidad no termina nunca- es trascendente ordenar los resultados. A cada documento conseguido se le asignará un número correlativo y se archivará en un cuaderno de anillas, en un archivador o en algo similar. Si el viaje recorre más de un país entonces se añadirá una sigla. Por ejemplo, al primer documento sobre Turquía se le llamará TUR-1, después TUR-2, TUR-3 y así sucesivamente. La documentación obtenida a través de internet, si es posible, se sacará por impresora y se archivará con el resto de la información

TRAZADO DEL RECORRIDO:
El recorrido que haremos en un determinado país puede prepararse de un modo intuitivo o bien por un método más o menos objetivo que podemos llamar “por acumulación”. Para ello haremos una fotocopia del mapa general del país en cuestión. A continuación comenzaremos a leer cada uno de los documentos que tenemos archivados. Cada vez que leamos una referencia interesante pondremos una pequeña pegatina (o un posit) donde habremos escrito TUR-2: 23, que quiere decir página 23 del documento TUR.2. Las referencias negativas (del tipo “carretera infernal”) podemos marcarlas con una pegatina roja.
Cuando acabemos de leer toda la documentación veremos unos cuantos puntos repletos de pegatinas. Serán los puntos calientes de nuestro viaje, La visita a estos lugares es imprescindible. El mapa estará trazado. Solo quedará unir los puntos calientes por la carretera más razonable y estudiar los puntos templados, aquellos que no son imprescindibles. Algunos serán elevados a la altura de los puntos calientes y otros quedarán en reserva a la espera de posibles visitas complementarias.
Con estos datos –si es pertinente- podremos trazar un rutómetro donde señalicemos todos y cada uno de los cruces (con pueblos, kilometraje y números de las carreteras). Algún programa informático del tipo del Autoroute puede ser muy útil para este menester.

CUADERNO DE VIAJE:
Físicamente el cuaderno de viaje puede ser cualquiera, aunque los cuadernos de anillas de tamaño DIN A5 se han mostrado idóneos. Separado por países debe contener: la bibliografía utilizada, los datos generales del país (moneda, horario de bancos, fronteras, direcciones de los consulados, talleres para nuestra autocaravana, direcciones médicas, prefijos telefónicos etc.), un mapa general con el recorrido y los puntos calientes. Un rutómetro. Debe ir combinado con un calendario aproximado donde se haga una distribución de las fechas (atención a los ferries) y deben también ir marcadas las áreas de pernoctas y los campings donde sea posible lavar ropa. Finalmente información de todos los lugares que haya que visitar en los puntos calientes. Esta información puede llevarse en forma de fotocopias pegadas en el cuaderno.
Si todo el cuaderno de viaje lo preparamos exclusivamente en las páginas impares nos quedaran en blanco las pares, que podremos aprovechar para escribir el relato del viaje. Un par de advertencias últimas. El lapicero es el mejor método de escritura; no se extiende con el agua. Este tipo de cuadernos, a veces, no es conveniente que nos lo encuentren en los puestos fronterizos de algunos países totalitarios. En su paranoia, llegan a la conclusión de que estas preparando una invasión. A mi me ha ocurrido.

Buen Viaje



Versión para imprimir
 
  Todos los detalles de los mejores viajes en autocaravana  
 
 
  Pequeños desplazamientos a lugares con encanto  
 
 
  Enlaces útiles  
  Donde parar  
 
 
  Actualidad  
  Opinión  
  Viajar con niños  
  Artículos técnicos  
  Autocaravanas robadas  
 
 
  Europa  
  España  
  En defensa propia  
 
 
  Consejos  
  Anuncios de particulares  
 
 
  Portales campistas /autocaravanistas  
  Blogs autocaravanistas  
  Clubs y asociaciones  
  Áreas de pernocta  
  Ver más...  
 
 
Recibirás todas las notícias de viajes y actualizaciones en tu e-mail.
Alta Baja
He leído y acepto la Política de Privacidad
 
   
Viajar en Autocaravana
Con el soporte de
Autosuministres Motor, S.A.


www.autosuministros.com
   
 
     
   
Viajar en Autocaravana
E-mail:
 
     
  © Viajar en Autocaravana, 2006 | Acerca de VEA | Aviso legal |