Viaje al Limousin

Viaje improvisado: lo decidimos el lunes y partimos el miércoles, será un paseo por el Limousin de una semana, más o menos, y aprovecharemos para visitar a unos viejos amigos que hace tiempo que no vemos.

Mª José Caldentey octubre 2017
INTRODUCCIÓN

Viaje improvisado: lo decidimos el lunes y partimos el miércoles, será un paseo por el Limousin de una semana, más o menos, y aprovecharemos para visitar a unos viejos amigos que hace tiempo que no vemos.



1er dia, miércoles: St Feliu – Aix (173km, 3h) – Bressols = 379km

Salimos antes de las 10 de la mañana con muy buen tiempo y ganas de recrearnos en los paisajes otoñales del recorrido, sobretodo desde casa hasta Aix-en- Provence a la que llegamos atravesando los Pirineos por la collada, nada de hacer trampas por el túnel. En Aix aparcamos al lado del río: 42,722 / 1,83589 y tras un corto pero muy agradable paseo almorzamos la ya obligada tortilla de patata de los primeros días de viaje. Isidro disfruta tanto con este plato que bromea y dice que un día iremos hasta Gallifa en Ac (el pueblo al lado de donde vivimos) sólo para comer la tortilla.

Tras un descanso seguimos hasta Foix con la intención de pasear este bonito pueblo que ya conocemos pero el parking de Acs está un pojo alejado del centro (42, 9608 / 1,61109) y, sobretodo en una vaguada por lo que Isidro no podrá caminar en subida sin sufrir un pinzamiento en la cadera. Hasta que no se opere eso de caminar lo lleva fatal y tampoco merece la pena bajar la moto así que decidimos irnos. Elijo entonces un parking que parece muy bonito y tranquilo antes de llegar a Montauban.

Llegamos pasadas las seis de la tarde a Bressols (43,9669 / 1,3417) ya cansados de tanto coche pero enseguida nos damos cuenta de que ha valido mucho la pena venir aquí: es un parking muy amplio al lado de un parque y de un club de canoas puesto que está al lado de un río. El paisaje es bonito y el silencio total. Al poco de llegar se nos acerca un matrimonio y resulta que es el alcalde del pueblo que nos pregunta si nos gusta el sitio ¡nos encanta!,el alcalde nos dice que pronto harán un área para Acs con borne de servicios. De momento en el Parking hay un Wc muy limpio y gratuito. Atravesando el parque se llega al pueblo en un momento. Bressols es muy pequeñito pero tiene de todo así que estamos encantados ¡gracias alcalde!.



2º día, jueves: Bressols – Rocamadour – Segur-le-Chateau – Solignac = 265km

Día soleado que disfrutamos paseando por la preciosa carretera ( D32, max 3’5 tn) que nos lleva a Rocamadour desde la autopista (salida 56). Aparcamos en el parking del castillo, en lo alto de la montaña por la que trepa el pueblo. En el castillo se pueden visitar las murallas y admirar la vista. Después, en el ascensor, descendemos hasta el Santuario que realmente es impresionante, su Virgen negra (pequeñita, nada que ver con nuestra “moreneta”) preside el monasterio que fue lugar importantísimo de peregrinación en el pasado, desde la parte baja se accede al monasterio por 216 escalones que los peregrinos ascendían de rodillas. Descendemos la escalera de los peregrinos y llegamos a la base de la villa, en realidad una sola calle ocupada por tiendas de recuerdos, restaurantes y un par de hoteles.

Tras el agradable paseo almorzamos en la auto ( a la sombra porque hace bastante calor), descansamos y nos dirigimos a la siguiente etapa, casi siempre por carreteras secundarias aunque cogemos la autopista unos pocos kilómetros para no dar vueltas innecesarias.

Llegamos a Segur-le-Chateau con la suerte de ver una auto aparcada en una plaza (44,874 / 1,3051) y digo suerte porque para llegar hay que coger una calle que en principio parece que se estrecha demasiado por lo que no nos hubiéramos atrevido de no haber visto la auto aparcada allí.

Segur-le-Chateau es un pueblecito de postal: lago, río, molino, ovejas, casas preciosas, calles adoquinadas, silencio.. pero las casas están habitadas: chimeneas humeantes, coches en las entradas, ventanas abiertas.

Por último nos dirigimos a Solignac, a un área que está al lado de un antiguo puente (Pont Rompu) que atraviesa uno de los muchos ríos de la región. Lo malo es que hay obras por la carretera y nos volvemos locos para poder llegar al área, aunque al final lo conseguimos (45,7564/1,25227); es una zona muy tranquila pero no vemos ningún servicio, de todas formas tampoco los necesitamos.



3er día, viernes: Limoges – Les Chevailles – Oradour = 60km

Dormimos muy bien pero nos sorprende el frío que hace por la mañana(10ºC).

Dando un rodeo para saltarnos las obras llegamos aLimoges y aparcamos en un gran parking cerca del rio donde podemos bajar la scooter (45,8317 / 1,2737). Pasamos la mañana visitando la ciudad, el bonito barrio de “la bucherie”, con sus casas con entramdos y el de la Cité con su imponente “Hôetel de Ville” y la catedral.

Después de almorzar nos vamos de visita a casa de nuestros amigos donde pasamos una muy agradable tarde.

A dormir nos vamos a Oradour-sur-Glane donde mañana visitaremos el “pueblo mártir”. Hay varios parkings donde pasar la noche nosotros elegimos el que está en el centro y dormimos muy bien.



4º día sábado: Oradour-sur-Glane- Saint Léonard – Lac Vassivière. = 92km

Como estaba previsto, la visita al pueblo quemado por los nazis el 10 de junio de 1945 es impresionante. El pueblo es –era- bastante grande y absoltamente todas las casas están quemadas, lo que ocurre es que como las paredes eran de piedara muchas han quedado en pie, o más o menos. Coches hechos cenizas, la iglesia (donde encerraron a mujeres y niños para quemarlos) con todo el tejado caído pero con las paredes en pie.

Después atravesamos de nuevo Limoges para irnos hacia el peste. Paramos a visitar Saint Leonard-de-Noblat, ciuda medieval con una colegiata interesante y algunas casas muy antiguas y vamos a comer a la “playa” de Saint Julien-le-petit, una zona muy bonita (de hecho todo el paisaje es muy bonito con un colorido potente y variado) y tranquila al borde del Moulde, afluente del rio Vienne.

Llegamos a Peyrat-le-chateau pero decidimos que ya lo visitaremos mañana y seguimos hasta el lago Vassivi`re, un lago que existe desde 1950 cuando al construir una presa y una central eléctrica se inundó el valle. Tiene 1000ha y 30km de carretera lo circunvalan. Aparcamos en un área ( 45,80658 / 1,84278) y bajamos moto. La vuelta al lago es muy bonita, sobretodo la parte sur y, en especial nos encanta la playa de Broussas.

Regresamos ya tarde a la auto, menos mal que los días aún son largos y nos está haciendo un tiempo maravilloso.



5º día, domingo: Nedde, Eymoutiers, St Armand, Peyrac-le-chateau, Trignac = 51km

En moto hemos recorrido más de 100km porque en realidad todas las visitas las hemos hecho sobre las dos ruedas. Toda la mañana, con mucho sol, paisajes encantadores, bosques helechos, lagos y ríos. Hemos disfrutado muchísimo, contemplar la naturaleza es lo que más nos gusta pero si además vas paseando por pueblecitos encantadores, mejor que mejor. En Nedde hemos tomado café en una terraza al sol, en Eymoutiers hemos admirado la colegiata, en Sant Armand hemos comprado el pan, en Peyrac-le-chateau queríamos ver el museo de la resistencia, pero estaba cerrado…

Por la tarde, ya con la auto hemos llegado hasta Treignac y, después de pasear (es también un pueblecito medieval con un rio que lo atraviesa) nos hemos instalado en su área de autos, en una explanada al lado del río, a 2km del pueblo (45,544/ 1,8012), tiene un bornque que funciona con tarjeta de crédito y un WC amplio y limpio.



6º dia, lunes: Trignac – Bressols = 217km

Paseamos aún por carreteras comarcales deleitándonos con los paisajes. En Brive La Gaillarde paramos a comprar en un gran Hiper Carrefour todos los productos franceses que nos gustan.

Paramos a almorzar en una bonita zona cerca de la carretera y después de descansar ya por autopista nos dirigimos al área de Bressols que nos encantó y nos parece ideal para descansar. (43,9669 / 1,3417)

Nuestra sorpresa al llegar es que hay tres autos más (el otro día estuvimos solos) pero como hay mucho sitio nadie molesta.



7º día. Martes: Bressols - - St Feliu = 355km

De nuevo un dia espléndido que nos hace muy agradable la vuelta a casa. Paseando llegamos a lo alto del Col de Puymorens (2.000m) y almorzamos allí.

Después ya por el túnel del Cadí y llegada a casa a las 17h. Un paseo muy agradable.

 

Gastos:

Gasoil = 253,80€; Peajes = 77,78€; GPL = 14,09€



Viajar en Autocaravana
Con el soporte de Autosuministres Motor, S.A.



© Viajar en Autocaravana, 2006