Viaja sin barreras: campings accesibles y autocaravanas adaptadas


CamperDays redaccion@jenpix-team.com
31 de mayo de 2022

A cualquier viajero le gusta disfrutar de la mayor libertad y flexibilidad. Obviamente, esto también se aplica en el caso de las personas con discapacidad. Con el equipamiento adecuado, las personas con movilidad reducida pueden viajar de forma más autónoma y disfrutar de todas las ventajas de ir de camping en vacaciones: la conexión con la naturaleza, la flexibilidad a la hora de elegir qué actividades realizar y la relajada convivencia con el resto de campistas.

¿Qué requisitos debe cumplir un camping sin barreras?

Para que unas vacaciones sean accesibles para las personas con movilidad reducida, deben cumplirse los siguientes requisitos:

  • El transporte hasta el lugar de destino debe ser accesible para las personas con movilidad reducida.

  • El sitio de alojamiento debe estar libre de barreras de accesibilidad.

  • Las actividades de ocio deben poder disfrutarse sin barreras: por ejemplo, que el acceso a las playas o las rutas de senderismo puedan realizarse en silla de ruedas.

En caso de pasar las vacaciones en un camping, tanto la autocaravana como el recinto del camping deben estar libres de barreras. Por un lado, la llegada hasta la parcela debe ser lo más fácil y cómoda posible. Por otro, las personas que utilicen silla de ruedas deben poder explorar el recinto sin dificultades. Quienes quieran ir un poco más allá de la tranquilidad del camping, deben informarse sobre actividades, puntos de interés y atracciones turísticas en la zona que sean accesibles.

¿Qué características debe tener una autocaravana adaptada para silla de ruedas?

Con una autocaravana convenientemente adaptada, las personas con movilidad reducida podrán viajar sin problemas. Para los campistas que utilicen silla de ruedas hay, por lo general, dos opciones:

  • Convertir la autocaravana propia para hacerla totalmente accesible. La mayor ventaja es que puede hacerse una adaptación personalizada según las necesidades de cada uno y sin escatimar en equipamiento.

  • Alquilar una autocaravana adaptada y accesible para personas con discapacidad. Esta opción es especialmente interesante para quienes quieran probar la experiencia de viajar en autocaravana. Naturalmente, los costes de alquilar una autocaravana son mucho menores que los de comprar una.

Básicamente, una autocaravana accesible en silla de ruedas debe tener las mismas adaptaciones que los pisos o las casas sin barreras. Las adaptaciones básicas son las siguientes:

  • acceso a la autocaravana mediante rampa o elevador

  • puertas más anchas (unos 90 cm)

  • interior más amplio y accesible

  • adaptaciones en la cabina del conductor (por ejemplo, el asiento del conductor o los mandos de control)

  • baño sin barreras (aseo y ducha accesibles con ayudas para la transferencia)

  • adaptaciones de la sala de estar (por ejemplo, en camas y cocina) para hacerla accesible en silla de ruedas

Baño de la autocaravana accesible

Contar con un aseo y una ducha sin barreras resulta imprescindible en una autocaravana adaptada para el acceso en silla de ruedas. Para ello, es necesario que la zona del cuarto de baño esté a nivel del suelo y sea accesible. De este modo, las personas usuarias de silla de ruedas pueden estar seguros de disponer de instalaciones sanitarias en todo momento. Además, también es importante que el cuarto de baño cuente con los siguientes elementos:

  • barras o pasamanos para la ayuda a la transferencia

  • altura cómoda del asiento del retrete

  • lavabo retráctil o accesible en silla de ruedas

  • ducha accesible en silla de ruedas o con asiento de ducha plegable

  • espejo a una altura adecuada

Equipamiento interior de una autocaravana adaptada

Por supuesto, una autocaravana no solo es un medio de transporte, sino también el lugar donde descansamos y pasamos buena parte del tiempo cuando estamos de camping. Así pues, este espacio también debe contar con una serie de adaptaciones, como por ejemplo:

  • mesas y muebles de cocina accesibles para sillas de ruedas

  • dispositivos e interruptores a una altura accesible

  • bancos y mesas plegables

  • camas grandes con ayudas y espacio para la transferencia

Cómo identificar un camping adaptado y accesible

Un camping sin barreras permite a las personas con movilidad reducida disfrutar al máximo de sus vacaciones. Al final y al cabo, nadie quiere pasar toda su estancia en el camping encerrado en su autocaravana. Los campings accesibles deben cumplir varios requisitos para que todos los campistas puedan disfrutar plenamente de sus instalaciones y servicios:

  • Las instalaciones principales del recinto, como la recepción, el supermercado o el restaurante deben ser accesibles para personas que utilicen silla de ruedas. Esto implica que las entradas no tengan escalones y que las puertas y pasillos sean lo suficientemente amplios.

  • Los caminos entre las diferentes instalaciones del camping deben ser accesibles en silla de ruedas, lo más cortos posible y estar a nivel del suelo.

  • Las instalaciones que no estén a nivel del suelo deben contar con una rampa de acceso o un elevador.

  • El aparcamiento y las parcelas deben estar adaptados para los campistas con discapacidad motriz.

  • Las instalaciones sanitarias deben ser accesibles para las personas usuarias de silla de ruedas (incluyendo los servicios, por ejemplo, del bar o restaurante), es decir, deben ser planas, amplias y estar equipadas con barras o pasamanos.

  • Las zonas comunes, como piscinas, saunas o áreas de relax, así como los parques infantiles, también deben estar libres de barreras de accesibilidad.

NOTA DEL ADMINISTRADOR DE Viajar en Autocaravana:

Este post sólo es un extracto, con la debida autorización, del artículo completo redactado por CamperDays a fin de evitar las penalizaciones por copias íntegras. Podéis leer y/o consultar el artículo completo en este enlace: https://www.camperdays.es/guia/camping-sin-barreras






Viajar en Autocaravana
Con el soporte de Autosuministres Motor, S.A.



© Viajar en Autocaravana, 2006