Volver al INICIO
 
 
  Inicio :: De ruta por el Maestrazgo
  De ruta por el Maestrazgo

Salimos de Llavaneres sobre las 9:30 de la mañana, con un tiempo espléndido al que ya nos tiene acostumbrados este final de invierno

Toni de Ros. marzo 2019
 



Versión para imprimir (sólo texto) | Versión para imprimir (texto e imágenes)
Tronchón


Viernes, 15 de marzo: Llavaneres - Morella - Tronchón - Olocau del rey - Mirambel - Cantavieja (384 km)

Salimos de Llavaneres sobre las 9:30 de la mañana, con un tiempo espléndido al que ya nos tiene acostumbrados este final de invierno. 
Vamos a buscar la AP-7 con un intenso tráfico de camiones al ser laborable, pero circulamos con agilidad y buen ritmo hasta la salida 42 de Vinarós.
Nuestra fiel compañera Maria, el navegador Tom Tom edición Camper & Caravan que tanto nos ayuda en nuestros viajes, ha empezado a tener graves achaques y se reinicia solo constantemente, por lo que tenemos que prescindir de él. Usamos los navegadores del móvil, Google Maps y ViaMichelin, pero no son lo mismo ni de lejos, y no tienen en cuenta las dimensiones de una autocaravana, por lo que, en definitiva, preferimos usar los mapas de carretera de toda la vida.
Llegamos a Morella a la hora de comer y nos dirigimos al área de autocaravanas que ya conocemos y con bonitas vistas a la cuidad amurallada. Allí cargamos agua y nos quedamos a comer y a descansar de la paliza de kms que hemos hecho de un tiron.
El Àrea está medianamente concurrida, habrá una docena de autocaravanas todas ellas francesas y holandesas, la mayoría con silla fuera y alguna, holandesa, con toldo desplegado en la zona de picnic, donde hay mejores vistas. No tenemos remedio.
Por la tarde seguimos viaje hacia Torchón, algún tramo de carretera es infernal con más baches y desconchados que una pista forestal, pero no es muy largo, en general la carretera es aceptable y con muy poco tráfico.
Al llegar a Torchón nos encontramos con un rótulo, no muy visible, que indica al pueblo a la derecha y a la quesería siguiendo recto, es fácil pasar de largo pero no es problema. De hecho, si vamos hacia el pueblo tendremos el problema de que nos meteremos en el meollo de calles estrechas, por lo que es mejor seguir hacia la quesería e intentar aparcar fuera. 
Torchón es un pueblo que actualmente parece vivir del turismo rural. Nos da la impresión de que la mayoría de casas están dedicadas a esta actividad y todo está cerrado. No hay una alma por las calles, o hay bares ni restaurantes ni apenas comercio fuera de una carnicería o una panadería que está cerrada. Seguimos un cartel que anuncia una “tienda” a 100 m y, efectivamente, encontramos un pequeño comercio de alimentación y ultramarinos que está a punto de cerrar, pero que nos atiende con gusto. Compramos queso de Torchón, famoso desde El Quijote y parece ser que del gusto de Maria Antonieta.
Como ya tenemos lo que buscábamos renunciamos a visitar la quesería que no sabemos ni si está abierta. Hemos dado un paseo, estirado las piernas y comprado un pequeño queso de oveja, seguimos la ruta.
Tenemos que volver sobre nuestros pasos para parar en Olocau del Rey, situado en la provincia de Castellón pero con la particularidad, anunciada en la presentación del pueblo de la entrada y también comentada en la oficina de turismo, de que es castellanohablante, no hablan valenciano. Me parece curioso que lo resalten porque por otra parte es de lo más lógico al estar situado en una especie de apéndice de la Comunitat Valenciana.
El pueblo es bonito, callejuelas medievales muy restauradas y edificios de indudable valor histórico. Paseamos sin rumbo y tropezamos con la oficina de turismo que está abierta. La chica, de voz potente y verbo rápido, nos explica que ya no podemos hacer la visita guiada porque cierra a las 18:30, son las 18 y dura 45 min. pero si nos enseña el antiguo horno de pan comunitario, de 1272 y que ha estado en funcionamiento hasta finales del s. XX. Destaca una impresionante mesa de madera de pino que se ha conservado en perfecto estado a lo largo de los siglos. Y es que ya no se hacen muebles como los de antes...
En la información turística nos proponen algunas rutas por el pueblo, entre ellas la del agua que recorre una serie de fuentes, lavaderos y abrevaderos (o todo combinado) en un agradable paseo de no más de 20’, y que parte de allí mismo. Se trata De la Fuente Antigua, el Lavadero y la Fuente de la Canaleta, todas ellas de los ss XV - XVI y convenientemente restaurados y señalizados.
Terminado el paseo regresamos a la autocaravana y nos dirigimos a Mirambel, una de las joyas del Maestrazgo que nos decepciona un tanto. Sin duda es un pueblo espectacular, incluido en el catálogo de “los pueblos más bonitos de España” con casas señoriales, iglesias monumentales y calles medievales, pero carece de vida y se asemeja más a un parque temático fuera de temporada que a un lugar donde vivir. Todo está cerrado, no hay una alma en las calles y solo encontramos abierto un bar sin ningún encanto que nos quita las ganas de tomar unos vinos. En poco más de 15 minutos lo damos por visitado y nos dirigimos a Cantavieja, donde consta una área de servicio para autocaravanas.
Aparcamos primero en la calle de acceso sin ningún problema, y vamos a dar un paseo e intentar tomar algo. Aún es temprano aunque ya casi es noche cerrada, pero el pueblo tiene vida y comercio, y las tiendas, bares, panaderías, etc están abiertas y hay gente por las calles.
Nos acercamos al centro histórico, a pocos metros de donde hemos aparcado, y vemos ya las calles y monumentos que mañana visitaremos.
En el bar “Tapavieja” nos seduce un plato para compartir de jamón de Teruel y queso de Tronchón, pero es producto de supermercado mayorista acabado de sacar de la nevera y sin ningún sabor. Pedimos también unas bravas congeladas con salsa de bote y un par de copas de un excelente Somontano pues se le ha terminado la garnacha del Bierzo que habíamos elegido. Todo por 22 €, un sitio a evitar.
El Àrea de servicios para autocaravanas está muy cerca y señalizada, apartada del centro histórico en una zona de nueva planta y muy tranquila. No tiene una zona reservada para aparcar pero hay espacio de sobras y estamos solos.
Vemos un capítulo de la serie que estamos siguiendo y nos acostamos.

Etapa 1 de 4     1 | 2 | 3 | 4
 
  Todos los detalles de los mejores viajes en autocaravana  
 
 
  Pequeños desplazamientos a lugares con encanto  
 
 
  Enlaces útiles  
  Donde parar  
 
 
  Actualidad  
  Opinión  
  Viajar con niños  
  Artículos técnicos  
  Autocaravanas robadas  
 
 
  Europa  
  España  
  En defensa propia  
 
 
  Consejos  
  Anuncios de particulares  
 
 
  Portales campistas /autocaravanistas  
  Blogs autocaravanistas  
  Clubs y asociaciones  
  Áreas de pernocta  
  Ver más...  
 
 
Recibirás todas las notícias de viajes y actualizaciones en tu e-mail.
Alta Baja
He leído y acepto la Política de Privacidad
 
   
Viajar en Autocaravana
Con el soporte de
Autosuministres Motor, S.A.


www.autosuministros.com
   

Imagenes de la escapada

Tronchón   Olocau del Rey: horno de pan
Tronchón   Olocau del Rey: horno de pan
Mirambel I   Mirambel II
Mirambel I   Mirambel II
 
     
   
Viajar en Autocaravana
E-mail:
 
     
  © Viajar en Autocaravana, 2006 | Acerca de VEA | Aviso legal |