Volver al INICIO
 
 
  Inicio :: Hautes Pyrénées: Caminando por el techo del mundo
  Hautes Pyrénées: Caminando por el techo del mundo

Sant Joan es la excusa, Hautes Pyrénées el destino, Tourmalet el vehículo para llegar hasta sus cimas, el Pic du Midi du Bigorre la aguja con la cual tejer este delicado paño...

Conrad y Echobelly. junio 2010
 



Versión para imprimir (sólo texto) | Versión para imprimir (texto e imágenes)



Día 1: Barcelona – Ainsa.

Salimos literalmente huyendo de Barcelona. Necesitábamos aire puro y momentos en los que poder descansar nuestras pupilas de la intensidad de la ciudad. La operación salida para este ansiado puente de cuatro días estaba en su cenit, cuando comenzamos a encaminar nuestros pasos. El tráfico era muy denso a esas horas de la tarde, pero nos armamos de paciencia y con un buen planing para evitar las carreteras que se dirigen a la costa, más concurridas a estas alturas del año, conseguimos finalmente salir de la Ciudad Condal sobre las ocho de la tarde.
Iniciamos nuestro camino por la autovía A2 en dirección Zaragoza, y paramos a cenar en un área poco antes de llegar a Lleida. Más tarde, volvimos a poner rumbo hacia nuestro destino. Dos eran las opciones que nos planteábamos para cruzar al lado Francés de los pirineos, el túnel de Vielha y el de Bielsa. Nadie nos había sabido dar una respuesta concluyente, por lo que finalmente fue la opción Oscense la elegida.
Por otra parte, teníamos bien planeada la ruta, pero lo cierto es que no teníamos nada claro donde pernoctaríamos aquella primera noche. Habíamos preguntado en varios foros, pero todas las respuestas que habíamos recibido nos sumían en un mar de dudas, con lo cual al final decidimos dejarnos llevar y que el cansancio decidiera por nosotros.
Seguimos las indicaciones de nuestro GPS que nos llevaron por autovías y buenas carreteras hasta Monzón. Llevábamos ya varias horas de recorrido y empezábamos a estar cansados, pero nos encontrábamos en una zona muy poblada en la que probablemente nos resultaría difícil encontrar un lugar donde dormir, por lo que decidimos seguir hacia adelante. Al poco rato pasamos por Barbastro y enlazamos con la carretera en dirección a Ainsa. Creímos que encontraríamos algún lugar donde pasar la noche en aquel tramo de carretera ya que está bastante más despoblado, pero no pensábamos que lo estuviera tanto, ya que apenas encontramos algunas luces de pequeños grupos de casas en medio de la oscura noche. Finalmente decidimos hacer un último esfuerzo para llegar hasta Ainsa, donde sabíamos de antemano que había lugares donde pernoctar más o menos tranquilos.
Llegamos a Ainsa pasada la media noche. La población se encontraba en obras y había varias indicaciones de distintos parkings provisionales, que en nuestro caso ignoramos ya que nos dirigimos directamente al que se encontraba en la zona más tranquila, junto al río. Ya había un par de autocaravanas y alguna camper cuando llegamos, por lo que lo más rápida y silenciosamente posible aparcamos y nos abandonamos en un reparador sueño.

Salimos literalmente huyendo de Barcelona. Necesitábamos aire puro y momentos en los que poder descansar nuestras pupilas de la intensidad de la ciudad. La operación salida para este ansiado puente de cuatro días estaba en su cenit, cuando comenzamos a encaminar nuestros pasos. El tráfico era muy denso a esas horas de la tarde, pero nos armamos de paciencia y con un buen planing para evitar las carreteras que se dirigen a la costa, más concurridas a estas alturas del año, conseguimos finalmente salir de la Ciudad Condal sobre las ocho de la tarde.

Iniciamos nuestro camino por la autovía A2 en dirección Zaragoza, y paramos a cenar en un área poco antes de llegar a Lleida. Más tarde, volvimos a poner rumbo hacia nuestro destino. Dos eran las opciones que nos planteábamos para cruzar al lado Francés de los pirineos, el túnel de Vielha y el de Bielsa. Nadie nos había sabido dar una respuesta concluyente, por lo que finalmente fue la opción Oscense la elegida.

Por otra parte, teníamos bien planeada la ruta, pero lo cierto es que no teníamos nada claro donde pernoctaríamos aquella primera noche. Habíamos preguntado en varios foros, pero todas las respuestas que habíamos recibido nos sumían en un mar de dudas, con lo cual al final decidimos dejarnos llevar y que el cansancio decidiera por nosotros.

Seguimos las indicaciones de nuestro GPS que nos llevaron por autovías y buenas carreteras hasta Monzón. Llevábamos ya varias horas de recorrido y empezábamos a estar cansados, pero nos encontrábamos en una zona muy poblada en la que probablemente nos resultaría difícil encontrar un lugar donde dormir, por lo que decidimos seguir hacia adelante. Al poco rato pasamos por Barbastro y enlazamos con la carretera en dirección a Ainsa. Creímos que encontraríamos algún lugar donde pasar la noche en aquel tramo de carretera ya que está bastante más despoblado, pero no pensábamos que lo estuviera tanto, ya que apenas encontramos algunas luces de pequeños grupos de casas en medio de la oscura noche. Finalmente decidimos hacer un último esfuerzo para llegar hasta Ainsa, donde sabíamos de antemano que había lugares donde pernoctar más o menos tranquilos.

Llegamos a Ainsa pasada la media noche. La población se encontraba en obras y había varias indicaciones de distintos parkings provisionales, que en nuestro caso ignoramos ya que nos dirigimos directamente al que se encontraba en la zona más tranquila, junto al río. Ya había un par de autocaravanas y alguna camper cuando llegamos, por lo que lo más rápida y silenciosamente posible aparcamos y nos abandonamos en un reparador sueño.

Etapa 2 de 7     1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7
 
  Todos los detalles de los mejores viajes en autocaravana  
 
 
  Pequeños desplazamientos a lugares con encanto  
 
 
  Enlaces útiles  
  Donde parar  
 
 
  Actualidad  
  Opinión  
  Viajar con niños  
  Artículos técnicos  
  Autocaravanas robadas  
 
 
  Europa  
  España  
  En defensa propia  
 
 
  Consejos  
  Anuncios de particulares  
 
 
  Portales campistas /autocaravanistas  
  Blogs autocaravanistas  
  Clubs y asociaciones  
  Áreas de pernocta  
  Ver más...  
 
 
Recibirás todas las notícias de viajes y actualizaciones en tu e-mail.
Alta Baja
He leído y acepto la Política de Privacidad
 
   
Viajar en Autocaravana
Con el soporte de
Autosuministres Motor, S.A.


www.autosuministros.com
   

Imagenes de la escapada

 
 
 
 
 
     
   
Viajar en Autocaravana
E-mail:
 
     
  © Viajar en Autocaravana, 2006 | Acerca de VEA | Aviso legal |